Yan Eteki sufrió su segunda expulsión de la temporada en el Sevilla Atlético

Yan Eteki fue uno de los protagonistas del partido entre Córdoba CF y Sevilla Atlético de la trigésimo sexta jornada de la Liga 1,2,3. Un choque en el que el filial nervionense no pudo evitar marcharse de El Arcángel con un 3-0 adverso y en el que, para colmo de males, se vio obligado a jugar durante la inmensa mayoría del tiempo en inferioridad numérica. Esta circunstancia se produjo después de que el mediocampista camerunés acabara siendo expulsado por doble amarilla en la recta final del primer período.

La expulsión de Yan Eteki no pudo producirse en peor momento para los intereses del Sevilla Atlético. No en vano, el mediocampista del cuadro hispalense vio la segunda amarilla del partido de manos del cántabro José Antonio López Toca apenas un minuto más tarde de que el Córdoba CF lograra el segundo gol del envite. Así, si Juanjo Narváez colocó el 2-0 en el marcador de El Arcángel en el minuto 37, acto seguido se produjo la expulsión del mediocampista del filial sevillista.

En el minuto 31, Yan Eteki vio la primera de sus amonestaciones, por “empujar a un contrario de forma temeraria, sin estar el balón en disputa entre ambos”. Tan solo siete minutos más tarde, el jugador del Sevilla Atlético volvió a ser amonestado por López Toca. La segunda tarjeta, de acuerdo con lo indicado por el colegiado en el acta, se produjo por “sujetar a un adversario impidiendo su avance, cortando un ataque prometedor”.

En consecuencia, José Antonio López Toca expulsó al futbolista del Sevilla Atlético por doble amonestación. Además, el cántabro indicó en el acta arbitral a propósito de Yan Eteki que “una  vez expulsado se dirigió a mí en dos ocasiones recriminándome, con los brazos en alto y a voz en grito dicho lance. Sin poder precisar lo que decía”.

No es la primera ocasión en la que Yan Eteki es expulsado en esta temporada 2017-2018. No en vano, al camerunés ya le sucedió en la visita a la Cultural Leonesa en la vigésimo cuarta jornada. Un encuentro en el que Vicandi Garrido lo mandó a los vestuarios a pesar de que acababa de ser sustituido. El vasco justificó su decisión de mostrarle la roja directa por “ponerse en pie y salir del banquillo en el que se encontraba como sustituido unos tres metros, señalando de forma airada al cuarto árbitro y aplaudir varias veces en dirección al cuarto árbitro”.

Deja un comentario