Víctor Díaz, un experimentado jugador para el Granada CF

El Granada CF ha conseguido hacerse con los servicios del lateral sevillano Víctor Díaz. Un jugador que afronta el reto de pelear por el ascenso a Primera División con los nazaríes, tras haberse desvinculado del CD Leganés. En el conjunto pepinero vivió su mayor éxito, al lograr el ascenso a la máxima categoría en el curso 2015-2016. Un éxito que tratará de emular ahora a las órdenes de José Luis Oltra en Los Cármenes.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Granada CF anunció la llegada de Víctor Díaz a su disciplina. “Víctor David Díaz Miguel (Sevilla,  12/06/1988) es un lateral derecho formado en la cantera del Sevilla FC. Cuenta con una gran experiencia en Segunda división, pues ha militado en las filas del Real Oviedo, CD Lugo y Recreativo de Huelva. Los dos últimos años ha jugado en el CD Leganés”, indicaron los nazaríes. Asimismo, la entidad granadina definió al lateral como un jugador “equilibrado. Muy correcto en fase defensiva, inteligente a la hora de ir al robo y con capacidad para aparecer en zonas ofensivas, buscando el uno contra uno o haciendo buenos centros al área, ya que tiene un buen golpeo de balón”.

Formado en los escalafones inferiores del Sevilla FC, Víctor Díaz debutó con el filial hispalense en la temporada 2006-2007, de la mano de Manolo Jiménez. Una campaña histórica para los nervionenses, que consiguieron el ascenso a Segunda División. En total, el lateral diestro jugó seis encuentros en la categoría de bronce, siendo titular en sus dos últimos compromisos ligueros.

Así, en la temporada 2007-2008 debutó con el Sevilla Atlético en Segunda División, en la decimocuarta jornada de competición ante el Racing Ferrol. Acabó afrontando 17 encuentros en la categoría de plata, acumulando 838 minutos de competición. Volvió a jugar en esta categoría con los hispalenses en la temporada 2008-2009, en la que los sevillistas acabaron descendiendo. Acumuló 1252 minutos de juego, repartidos en 19 partidos.

De vuelta a Segunda B, Víctor Díaz permaneció en esta categoría tres temporadas, jugando en tres clubes distintos. En el Sevilla Atlético permaneció la temporada 2009-2010, jugando 28 partidos y anotando un gol. Su siguiente parada fue el Real Oviedo, en el que jugó durante la temporada 2010-2011, anotando dos goles en 34 partidos. Finalmente, recaló en el Celta “B” en la temporada 2011-2012, jugando 33 partidos en un filial gallego que acabó descendiendo a Tercera División.

Pese a ello, Víctor Díaz cuajó muy buenas actuaciones aquella campaña. Esto propició que el CD Lugo, que acababa de ascender a la Liga Adelante, se hiciera con sus servicios. En el Anxo Carro permaneció dos campañas, jugando de forma regular. En la temporada 2012-2013, el sevillano jugó 31 partidos, acumulando 1581 minutos en la categoría. Anotó tres goles: ante Real Madrid Castilla, UD Las Palmas y Barcelona “B”. En su segunda campaña en el conjunto gallego, disputó 21 encuentros en la Liga Adelante, marcando contra UD Las Palmas y Córdoba.

En el curso 2014-2015 jugó en las filas del Recreativo de Huelva. Un año complicado para el decano institucional y deportivamente hablando, que se saldó con la pérdida de la categoría. En su única temporada en el cuadro onubense, Víctor Díaz jugó 37 partidos, acumulando 3229 minutos de juego. Vio 10 tarjetas amarillas y marcó dos goles: contra Alcorcón y Sabadell.

Tras el descenso del Decano, Víctor Díaz consiguió mantenerse en Segunda División, después de que el CD Leganés se hiciera con su pase. Dos fueron las campañas que permaneció en el Municipal de Butarque, teniendo suerte dispar. En el curso 2015-2016 fue un jugador indispensable para Asier Garitano, disputando 39 partidos ligueros y anotando un gol. Una campaña que se saldó con el histórico ascenso de los madrileños a Primera División. Categoría en la que compitió la pasada campaña, disputando 23 partidos y anotando un gol.