Un Sevilla FC muy serio logra puntuar en el Wanda Metropolitano

Partido correspondiente a la vigesimoséptima jornada de LaLiga Santander, celebrado en el Wanda Metropolitano, entre el Atlético de Madrid y el Sevilla FC.

El once inicial de Diego Simeone fue el siguiente: Oblak, Trippier, Savić, Felipe, Mario Hermoso, Joao Félix, Saúl, Marcos Llorente, Koke, Morata y Correa.

Este fue el equipo titular del Sevilla FC: Tomáš Vaclík, Reguilón, Koundé, Diego Carlos, Jesús Navas, Joan Jordán, Éver Banega, Gudelj, Ocampos, Luuk de Jong y Suso.

El Atlético de Madrid comenzó el partido sin contemplaciones, buscando el gol de los primeros instantes de juego. El equipo de Julen Lopetegui optó por estar bien replegado (a la espera de un contraataque) ante el buen inicio de los madrileños.

No tardó en llegar la primera ocasión para los colchoneros. En el minuto seis, un buen pase interior de Joao Félix hizo que Morata pudiera encarar con ventaja a Vaclík. El delantero madrileño mandó el balón por encima del travesaño en su intento de definir.

Los sevillistas tuvieron que esperar hasta el minuto 12 para realizar su primera aparición ofensiva. Ocampos recibió un balón dentro del área colchonera y disparó a la media vuelta, pero el esférico no encontró la portería de Oblak.

Suso lo intentó nuevamente para el Sevilla FC en el minuto 16 con un tiro lejano que Oblak rechazó. Ocampos cazó el rechace pero no fue capaz de aprovecharlo.

El choque comenzó a cambiar. Los futbolistas entrenados por Julen Lopetegui lograron disponer de posesiones más largas y se empezaron a asomar con mayor asiduidad al área rojiblanca.

Precisamente esa variación en la tendencia del encuentro le acabó dando el 0-1 a los sevillistas. Una buena jugada asociativa de los de Nervión finalizó con un buen pase interior de Joan Jordán desde la derecha a un Luuk de Jong que se plantó solo delante de Oblak y definió con un potente chut.

Posteriormente, Saúl, en el minuto 26, trató de igualar la contienda con un lanzamiento de falta que se marchó ligeramente alto.

La polémica también hizo acto de presencia en el Wanda Metropolitano. Una mano de Diego Carlos dentro del área hizo que el partido estuviera detenido durante varios minutos. El colegiado del encuentro, Alejandro José Hernández Hernández, se llevó un largo tiempo observando el monitor para finalmente acabar decretando penalti.

Julen Lopetegui enloqueció ante la decisión tomada por el árbitro y fue amonestado.

Morata transformó la pena máxima para hacer subir el 1-1 al marcador en el minuto 32.

Tan solo cuatro minutos más tarde, en el 36, llegó un nuevo mazazo para el Sevilla FC. Koke robó la pelota en el centro del campo y le cedió el balón a João Félix, quien estaba situado en la parte izquierda del ataque rojiblanco. El futbolista portugués trató de marcar con un tiro prácticamente raso. El esférico tocó en Koundé y la fortuna quiso que el balón adquiriera una trayectoria ascendente para superar a Vaclík y convertirse en el 2-1.

Los hispalenses se rehicieron y, en el minuto 38, a punto estuvieron de empatar de nuevo el partido. Reguilón remató de cabeza y Oblak sacó el balón justo en la línea de gol.

Sin embargo, esa misma jugada desembocó en una nueva acción polémica. Ocampos se hizo con un balón dividido dentro del área, Trippier llegó tarde y le derribó. El árbitro, nuevamente tras una larga consulta con el VAR, señaló los 11 metros.

El propio Ocampos fue el encargado de materializar el penalti para volver a empatar el encuentro.

El descuento fue larguísimo para tratarse de una primera parte, ni más ni menos que seis minutos, algo que dejó constancia de la tardanza con la que se habían resuelto las dos jugadas en las que intervino el VAR.

En el duradero descuento, estuvo a punto de lograr su tercer gol el Atlético de Madrid. Morata remató libre de marca un saque de esquina y el esférico salió muy cerca del poste izquierdo de la portería defendida por Tomáš Vaclík.

Así finalizó una eléctrica primera parte en la que hubo absolutamente de todo: intensidad, polémica, buen fútbol y goles.

La segunda parte

El Sevilla FC fue quien mandó el primer aviso en el segundo acto. En el minuto 51, Gudelj lanzó un zapatazo desde fuera del área que se marchó alto.

Diego Simeone introdujo su primera modificación en el minuto 54. Se fue Mario Hermoso y entró Yannick Carrasco. Julen Lopetegui también hizo lo propio en el 63, dándole entrada a En-Nesyri por Suso.

La primera ocasión clara para el Atlético de Madrid en la segunda mitad llegó en el minuto 64. De Jong dio un mal pase, Koke recuperó y le cedió el balón a Yannick Carrasco. El belga tiró desde fuera del área, pero la pelota dio en un defensor hispalense, desviando así su trayectoria. Vaclík repelió el esférico con muchos problemas, dejando el balón suelto dentro del área. Morata trató de aprovechar el rechace pero su remate se estrelló en el lateral derecho de la red.

Simeone refrescó su delantera en el minuto 68. Álvaro Morata le dejó su lugar en el campo a Diego Costa.

El futbolista nacido en Lagarto dispuso de una gran oportunidad en el minuto 69, nada más saltar al campo. Cazó un rechace procedente de Gudelj en el interior del área y realizó un disparo cruzado raso que salió muy cerca del palo izquierdo de la meta sevillista.

Cuando faltaban 20 minutos para el final del partido, Yannick Carrasco tuvo el 3-2 en sus botas. Nuevamente un rechace provocó la ocasión. Carrasco se hizo con el balón dentro del área a apenas siete u ocho metros de la portería, pero su disparo fue demasiado potente y no fue entre los tres palos.

El primer cambio del Sevilla FC pareció empeorar el juego del equipo, por lo que en el minuto 73 Lopetegui realizó una segunda sustitución. Joan Jordán abandonó el campo y entró Sergi Gómez.

Los andaluces dispusieron de dos acercamientos peligrosos a balón parado en el minuto 78. Primero, en una falta que Luuk de Jong peinó y la defensa del Atlético de Madrid despejó a córner cuando En-Nesyri ya se disponía a rematar en el área pequeña. Precisamente en ese mismo saque de esquina, Koundé remató de cabeza por encima del larguero para firmar la segunda ocasión consecutiva de los sevillistas.

Ambos entrenadores agotaron sus cambios de forma prácticamente consecutiva. Simeone, en el minuto 80, hizo saltar al campo a Vitolo y retiró del mismo a João Félix. En el 81, Julen Lopetegui decidió que Franco Vázquez ingresara en el terreno de juego en sustitución de Ocampos.

El Atlético de Madrid se hizo con el control del esférico en la última fase del encuentro, y buscó mediante balones colgados al área y el apoyo de su afición lograr los tres puntos. El Sevilla FC, por su parte, se mantenía bien plantado atrás a la espera de un contraataque que le pudiera dar el triunfo.

Los colchoneros dieron una mayor sensación de peligro en los últimos minutos pero no generaron ocasiones lo suficientemente claras como para llevarse la victoria. Finalmente, el partido acabó con un empate 2-2 que fue bastante justo teniendo en cuenta el juego desplegado por parte de ambos conjuntos a lo largo de los 90 minutos.

Con este resultado, el Sevilla FC logra superar su difícil examen en el Wanda Metropolitano, y se mantiene en la tercera plaza con dos puntos de ventaja sobre los colchoneros, quienes ocupan la quinta posición.