Un Recre con dinamita arriba y dudas atrás

Tres de seis, esos han sido los registros en forma de puntos del inicio de liga de este nuevo Recreativo de Huelva de Monteagudo.

Un equipo que ha convencido en términos ofensivos con cuatro tantos en tan solo dos encuentros pero que ha dado muestras de fragilidad, y especialmente, de inseguridad en la retaguardia.

Han sido dos choques algo extraños, por lo que tampoco se pueden extrapolar demasiadas conclusiones y predicciones de cuál será el rendimiento de este Recre a largo plazo.

El primer encuentro tuvo lugar en San Fernando. Este fue el equipo titular recreativista: Nauzet Pérez, Nano, Morcillo, Borja García, Diego Jiménez, Óscar Ramírez, Quique Rivero, Sergio Jiménez, Quiles, Gerard Vergé y Rubén Cruz.

Un 11 al que ni siquiera le hizo falta de llegar al descanso para descomponerse. En primera instancia, Rubén Cruz se lesionó a la media hora de encuentro, por lo que tuvo que ser sustituido por Carlos Fernández. La desgracia se siguió cebando con el Decano y, al filo del final de la primera parte, Sergio Jiménez vio dos tarjetas amarillas en apenas dos minutos y fue expulsado.

La reacción de Alberto Monteagudo a la tarjeta roja del cartagenero fue sustituir en el descanso a un centrocampista creativo como Gerard Vergé por un mediocentro de corte más defensivo como Gustavo Quezada. Algo que, curiosamente, ha dado como resultado que un teórico suplente como Quezada se haya convertido en la gran revelación del Decano en este inicio de campaña.

Pese a los graves contratiempos sufridos, el conjunto onubense no le perdió en ningún momento la cara al partido y dejó una buena imagen en la localidad gaditana. Carlos Fernández tuvo el 0-1 en su cabeza tras un centro pero el balón salió alto y fue el San Fernando quien, en el minuto 63, acabó adelantándose en el marcador. El tanto parecía un golpe psicológico del que un Recreativo de Huelva con tan solo diez hombres sobre el terreno de juego no sería capaz de levantarse. Sin embargo, y contra todo pronóstico, tan solo cinco minutos le bastaron a Quiles para establecer la igualada.

El Decano, tras el empate, continuó haciendo un buen partido pese a la inferioridad. Los de Monteagudo llegaron incluso a asomarse a las inmediaciones del San Fernando en varias ocasiones, pero finalmente un desajuste defensivo le acabó dando al conjunto local el 2-1 definitivo en el minuto 78. No fue un partido para nada convencional por todas las situaciones que se dieron en el mismo, pero el Recre fue capaz de plantarle cara a domicilio a un aspirante al ascenso como el San Fernando.

La segunda jornada

El Recre llegó al debut ante su afición con algo más de presión de la que se esperaba, ya que la derrota de la semana anterior obligaba a los onubenses a ganar si no querían partir con desventaja respecto a los primeros puestos en este comienzo liguero.

Alberto Monteagudo introdujo para jugar frente al Talavera a tres novedades en su equipo inicial, aunque dos de ellas eran obligadas por las bajas de Rubén Cruz y Sergio Jiménez. Los nuevos futbolistas que accedieron a la titularidad fueron Gustavo Quezada, Carlos Martínez y Alfonso Fernández. El primero continuó dejando grandes sensaciones como en su anterior encuentro, el segundo pasó prácticamente desapercibido y el último fue el mejor futbolista de los onubenses ante el conjunto castellanomanchego.

El equipo albiazul no fue capaz de desarrollar su juego con fluidez en los primeros compases del choque a pesar de dominar la posesión. El Talavera, más replegado y esperando salir contraataque, se aprovechó de las dudas de la zaga onubense y se adelantó en el electrónico en el minuto 11. El Recre se estiró para tratar de lograr el empate, pero el intento de remontada no obtuvo resultados en la primera mitad.

Era un partido de poco fútbol en el que el Talavera había logrado materializar una de las pocas ocasiones claras de las que dispuso. Sin embargo, el equipo de Alberto Monteagudo cambió totalmente la cara en la segunda parte con un inicio fulgurante tras salir de los vestuarios.

A los 30 segundos del segundo acto, el Recre ya había logrado el 1-1 por medio de Quiles, quien recogió un rechace dentro del área y definió con el interior de su bota derecha. El 2-1 llegó en el minuto 55 tras un centro de Alfonso Fernández que acabó introduciendo un jugador del Talavera en su propia portería. Tan solo dos minutos más tarde, el propio Alfonso Fernández encarriló el partido con un potente zurdazo cruzado desde la parte izquierda del área visitante. Tres goles en 12 minutos, algo que es buena muestra de cuál será la mentalidad de Monteagudo: Atacar siempre que sea posible intentando no dejar demasiado desguarnecida la parte de atrás.

A partir de ahí, el Decano se dedicó a manejar el resultado y dormir el partido. Hubo dos hechos destacables tras los goles del Recreativo: el debut de Chuli (entró en el minuto 74) y dos buenas intervenciones de Nauzet Pérez que a buen seguro le aportarán confianza.

Fueron tres puntos importantes que le darán confianza al equipo onubense este fin de semana en su difícil desplazamiento al estadio del Villarrobledo, un equipo recién ascendido que cuenta con un campo de dimensiones reducidas.

El Recre 2019-2020 ha demostrado en estas dos jornadas algo que ya se podía predecir a tenor de la política de fichajes desempeñada este verano: la prioridad es el ataque. Ahora toca mejorar y sobre todo asentar las bases y mecanismos defensivos de un equipo al que, hasta ahora, se le ha visto con carencias en esa faceta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.