Un partido de sanción para Alfred N’Diaye tras su expulsión en Los Cármenes

Las bajas de Iván Alejo y de Fede Ricca no serán las únicas a las que deba hacer frente Juan Ramón López Muñiz este fin de semana para recibir la visita del Extremadura UD. Y es que, en la trigésimo cuarta jornada de la Liga 1,2,3, el técnico asturiano tampoco podrá contar con Alfred N’Diaye. El internacional senegalés deberá cumplir un partido de sanción tras la expulsión que sufrió la pasada jornada.

Una trigésimo tercera fecha del certamen en la que el Málaga CF rindió visita al Granada CF, en un duelo clave por el ascenso directo. La suerte acabó estando del lado de los rojiblancos, que pudieron sumar los tres puntos tras vencer por la mínima. Todo ello, en un choque en el que el cuadro boquerón se vio obligado a jugar con uno menos durante casi todo el segundo período, tras la expulsión de Alfred N’Diaye.

Hasta en dos ocasiones fue amonestado el mediocampista senegalés por el juez de la contienda, Daniel Jesús Trujillo Suárez. La primera de ellas fue en el minuto 19, por “derribar a un contrario, de forma temeraria, en la disputa del balón”. Poco después de que se reanudara el choque, el jugador del Málaga CF volvió a ser amonestado por el colegiado. Fue en el minuto 47, por “derribar a un contrario, de forma temeraria, en la disputa del balón”.

Así las cosas, Juan Ramón López Muñiz no podrá contar este fin de semana con el futbolista, que ha acabado siendo sancionado con un partido por parte del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol. El senegalés deberá seguir desde la grada el duelo ante el Extremadura UD, donde los suyos se jugarán tres puntos de oro para no descolgarse en la batalla por el ascenso.

Segunda expulsión de la temporada

No es la primera ocasión en este curso 2018-2019 en la que Alfred N’Diaye es sancionado tras ser expulsado en un partido. Sucedió en la duodécima jornada, visitando a CA Osasuna. Un duelo en el que el senegalés fue expulsado por De la Fuente Ramos, tras “encararse con sendos adversarios y dirigirse a un rival en los siguientes términos: “Te voy a matar”.