Triunfo vital del Málaga CF visitando al RC Deportivo

El Málaga CF afrontaba un duelo clave este fin de semana en la Liga SmartBank. No en vano, el cuadro malaguista acudía a Riazor para enfrentarse al RC Deportivo, rival directo en la batalla por eludir los puestos de descenso. El conjunto boquerón fue capaz de reencontrarse con los tres puntos, después de doblegar a los coruñeses por 0-2.

La igualdad fue la tónica predominante durante el primer período, en el que tanto el RC Deportivo como el Málaga CF evidenciaron los problemas y las urgencias que han arrastrado durante toda la temporada. Los deportivistas carecieron de ideas y fluidez en su juego. Una circunstancia que no desaprovecharon los boquerones para llevar una actitud más dominante.

De hecho, el Málaga CF estuvo muy cerca de marcar tras una jugada de estrategia, en la que tras recibir el cuero de Luis Hernández, Adrián González remató con todo. Fue un serio aviso del cuadro boquerón, que poco antes del descanso consiguió abrir el marcador en Riazor.

El 0-1 nació de una jugada a pelota parada, en la que el Málaga CF se aprovechó de la debilidad del RC Deportivo para anotar. Mikel Villanueva estuvo muy atento, para cazar el balón en el área deportivista y marcar sin demasiado problema ante Dani Giménez. De este modo, al descanso se llegó con ventaja por la mínima para los andaluces.

Tras la reanudación pudo verse a un RC Deportivo con  otra actitud. Los coruñeses saltaron al terreno de juego dispuestos a imprimirles una marcha más al encuentro, aunque sin la suficiente profundidad para poner en aprietos al Málaga CF. El cuadro boquerón se parapetó con firmeza en defensa, esperando su momento para atacar con rapidez.

De hecho, las mejores llegadas del segundo período fueron  visitantes. Dani Giménez tuvo que emplearse a fondo para evitar que Cristo, Renato Santos o Armando Sadiku pudieran marcar. En la recta final, llegó el premio del Málaga CF: Armando Sadiku aprovechó un error de la zaga gallega para sentenciar, colocando el 0-2 en Riazor.