Sergio Rodríguez, futbolista de la Real Balompédica Linense hasta 2020

La Real Balompédica Linense ha anunciado la ampliación del contrato de uno de sus pilares sobre el terreno de juego: Sergio Rodríguez. El lateral talaverano ha alcanzado un acuerdo con la entidad gaditana para ampliar su vinculación por una temporada más. Así, el futbolista defenderá la elástica balona hasta el 30 de junio de 2020: un movimiento con el que el club se garantiza la continuidad de este jugador.

Forjado en los escalafones inferiores del Club Atlético de Madrid, Sergio Rodríguez pudo debutar en Segunda División B con el filial rojiblanco en la temporada 2008-2009. Una campaña en la que, con apenas 18 años, afrontó 17 partidos y anotó un gol. Más continuidad dispuso en el curso 2009-2010 con el segundo equipo colchonero, puesto que fue alineado a lo largo de 35 partidos.

Posteriormente abandonó la cantera rojiblanca para reforzar al filial del RC Celta de Vigo. En el segundo conjunto celtiña se mantuvo en la temporada 2010-2011, jugando 32 partidos y anotando un gol. Este rendimiento llamó la atención del CD Tenerife, que lo incorporó a sus filas para tratar de ascender nuevamente a Segunda División. En su primera campaña en el estadio Heliodoro Rodríguez López se quedó a las puertas del ascenso, disputando 10 partidos entre todas las competiciones. Su participación fue menor en el curso 2012-2013, en el que los canarios lograron dar el salto al fútbol profesional: apenas jugó cinco partidos a las órdenes de Álvaro Cervera.

La siguiente parada de su carrera estuvo en el Grupo IV de Segunda División B: jugó en el Lucena CF en la temporada 2013-2014. Con los celestes afrontó 25 partidos, consiguiendo un gol. Pese a sus buenas actuaciones, Sergio Rodríguez decidió bajar un peldaño en la siguiente campaña, jugando en Tercera División con el Talavera de la Reina. Un equipo con el que logró ascender a la división de bronce, cuajando una buena campaña. Se mantuvo en el club en el curso 2015-2016, acumulando 32 paridos.

El Extremadura UD llamó a su puerta en la temporada 2016-2017, incorporándolo a sus filas. Con los de Almendralejo, Sergio Rodríguez ayudó a conseguir la permanencia en el Grupo IV de Segunda División B, participando en 32 partidos ligueros. La pasada campaña recaló en la Real Balompédica Linense, donde volvió a ser un jugador vital en el equipo: disputó 31 partidos y anotó un gol.