Sergio Ramos, sin demasiada fortuna en sus estrenos en una cita mundialista

Sergio Ramos afrontará el cuarto Mundial de su carrera deportiva en Rusia. La cita de 2018 no será una más para el zaguero andaluz, que capitaneará a La Roja en busca de su segundo entorchado en la competición más prestigiosa a nivel de selecciones. Más, si se tiene en cuenta la decepción sufrida hace cuatro años, cuando el equipo nacional no pudo superar la fase de grupos en Brasil.

Una circunstancia que, sobre el papel, parece factible que España pueda lograr: arrancará su andadura en el Grupo B, enfrentándose a rivales como Portugal, Marruecos o Irán. Ante los lusos se producirá el estreno de La Roja en el Mundial de Rusia 2018, con el objetivo de conseguir los tres puntos. Objetivo que, en su experiencia en este certamen, le ha costado conseguir a Sergio Ramos en sus estrenos en el torneo: su saldo previo ha sido de un triunfo y dos derrotas.

El debut mundialista de Sergio Ramos se produjo de la mano de Luis Aragonés, en el Mundial de Alemania 2006. Una cita en la que el zaguero andaluz consiguió su única victoria en un estreno en este campeonato. No en vano, La Roja superó con gran contundencia a Ucrania: 4-0. En aquel choque, el defensor fue alineado de inicio, manteniéndose los 90 minutos reglamentarios sobre el rectángulo de juego.

No tuvo fortuna cuatro años más tarde, en el Mundial de Sudáfrica. En la cita mundialista en la que La Roja acabaría conquistando el título, se arrancó con derrota. Y es que, en la primera jornada de la fase de grupos, España se vio superada por Suiza por 0-1. En aquel encuentro, Sergio Ramos fue incluido en el once titular de Vicente del Bosque: un técnico que lo mantuvo todo el duelo en acción.

También se saldó con derrota para Sergio Ramos su primer partido en el Mundial de Brasil 2014. En aquella cita mundialista, España arrancó enfrentándose a Holanda en el Arena Fonte Nova. Un duelo de infausto recuerdo para La Roja, que sucumbió ante los holandeses por 1-5. El andaluz estuvo todo el duelo sobre el terreno de juego.