Roque Mesa, confirmado como nuevo refuerzo invernal del Sevilla FC

El Sevilla FC ha confirmado un fichaje con el que llevaba tiempo especulándose: el de Roque Mesa. El mediocampista canario, largamente pretendido por el club nervionense, ha acabado recalando en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Lo hace en calidad de cedido por el Swansea City FC, equipo en el que no ha tenido demasiada continuidad en esta temporada 2017-2018. Con la intención de seguir creciendo y de recuperar el tiempo perdido en la Premier League, el futbolista se convierte en un refuerzo más que interesante para Vincenzo Montella.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Sevilla FC confirmó la llegada de Roque Mesa a sus filas. “El Sevilla FC y el Swansea City han llegado a un acuerdo para la cesión hasta final de temporada, con una opción de compra, de Roque Mesa”, indicó al respecto la entidad nervionense. Un club que, además, hizo hincapié en el hecho de que el canario “regresa a España para recuperar el nivel que le convirtió en las dos últimas temporadas en uno de los centrocampistas de moda del fútbol nacional”.

Con apenas 18 años, Roque Mesa tuvo la oportunidad de estrenarse en la categoría de bronce del fútbol español en las filas del Levante UD “B” en la temporada 2007-2008. En el filial granota no pudo evitar el descenso del equipo, pese a gozar de bastante continuidad sobre el terreno de juego: participó en 22 encuentros, anotando un gol. Posteriormente, en el curso 2009-2010, el canario volvió a actuar en Segunda División B: lo hizo en las filas del filial del CD Tenerife. Un equipo con el que jugó 16 partidos, sufriendo un nuevo descenso a Tercera División.

De este modo, en la temporada 2010-2011, el futbolista llegó al filial de la UD Las Palmas, manteniéndose aquella campaña. Sus buenas actuaciones motivaron que diera el salto al primer equipo grancanario en el curso 2011-2012, debutando en Segunda División. Un estreno en el fútbol profesional en el que jugó 22 partidos, acumulando 947 minutos sobre el terreno de juego.

Posteriormente, Roque Mesa jugó en calidad de cedido en las filas del Atlético Baleares, del Grupo III de Segunda División B. En este equipo, el mediocampista fue un jugador fundamental, logrando tres goles en 33 partidos. Una progresión ascendente que mantuvo de cara a la temporada 2013-2014, en la que pasó nuevamente a jugar en Las Palmas Atlético. Con el filial amarillo, el futbolista explotó definitivamente, consiguiendo ocho dianas en 35 compromisos ligueros.

Este buen rendimiento motivó que en el curso 2014-2015 Roque Mesa volviera al primer equipo amarillo. Aquella campaña, el mediocampista fue uno de los pilares sobre los que se asentó el éxito del ascenso a Primera División de la UD Las Palmas: jugó 35 partidos oficiales, consiguiendo cuatro goles. Uno de ellos, en el decisivo encuentro por el ascenso ante el Real Zaragoza, en el estadio de Gran Canaria.

En la temporada 2015-2016, Roque Mesa debutó con la UD Las Palmas en Primera División, manteniendo su línea ascendente. Participó en 34 compromisos ligueros, anotando un gol. Un peso que el mediocampista mantuvo en el pasado curso 2016-2017: disputó 35 partidos y anotó otro tanto. En ambas campañas, la escuadra canaria se mantuvo sin sobresaltos en la máxima categoría.

Sus brillantes actuaciones en la Liga Santander no tardaron en llamar la atención de distintos equipos del fútbol europeo. Finalmente, fue el Swansea City FC quien consiguió hacerse con sus servicios esta temporada. Sin embargo, Roque Mesa no ha tenido fortuna en el equipo galés, con el que apenas ha disputado 11 partidos en la Premier League. Ahora, recala en el Sevilla FC dispuesto a volver a sentirse importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.