RFAF: ¿Cuál es su propuesta de grupos para Segunda B?

Hay ciertas cosas relacionadas con Segunda B, que a este humilde escriba se le escapa de su raciocinio, pues bien, una de ellas es la composición de los grupos en la categoría.

Es por todos conocido que los grupos de la tercera categoría de nuestro fútbol patrio es cambiante debido al hecho diferenciador de la necesidad de dividir la ingente cantidad de equipos  actualmente la categoría esta compuesta por 80), por cercanía geográfica.

Pues bien, se da el hecho curioso de que son las federaciones territoriales las que mandan sus propuestas a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), para que después sea votada en asamblea e implantada si esta resulta ser la mas votada.

Todos los veranos sobre estas fechas, vemos que distintas federaciones hacen úublica, de una manera u otra sus propuestas. Sin embargo, la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) nunca, y digo bien nunca, hace propuesta alguna o al menos no la hace pública. Y eso resulta cuanto menos curioso, puesto que se trata de la primera o segunda federación, junto a la vasca, con mas fuerza en la categoría, dado el numero de clubes que en ella se encuentran: esta temporada volverán a ser 10 equipos. La duda que me ronda la cabeza es la siguiente: ¿son estos clubes menos importantes que el resto de los asociados a la Federación Andaluza? O es, ¿que a la Federación solo le interesa lo que a ella le reporta un beneficio, ya sea grande o pequeño?

Pues bien, este año volveremos a estar en manos de federaciones más pequeñas en importancia, dada la inoperancia de la RFAF. No es menos cierto que nunca se ha dividido a los equipos andaluces de la categoría, pero ya no es el tema “anecdótico” de la composición de grupos; en la categoría se avecinan aires de cambios, y este escriba no sabe muy bien si la RFAF será capaz de salvaguardar los intereses de sus afiliados. Por el bien de los mismos, todos esperamos que la RFAF comience a tener en cuenta una categoría con un potencial enorme y que en pocos años va a pasar a ser prácticamente profesional. Si no, tendremos un problema de dimensiones insospechadas.