René Román, experiencia para la portería de la UD Almería

René Román será uno de los encargados de defender la portería de la UD Almería la próxima campaña. El veterano guardameta gaditano se ha comprometido con la entidad almeriense de cara al curso 2017-2018, tras haber conseguido el ascenso a la máxima categoría del fútbol español con el Girona FC. En el estadio de los Juegos del Mediterráneo, el cancerbero vivirá una nueva etapa en la categoría de plata, donde ya jugó para Real Jaén, UE Llagostera o el cuadro gerundense.

La UD Almería anunció su contratación a través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, en el que afirmaba que “tiene gran experiencia en la categoría, con más de 120 partidos jugados. La pasada temporada disputó veintidós encuentros con el Girona, veintiuno en Liga y uno en Copa del Rey. En el campeonato de la regularidad fue alineado en la mitad de los partidos de la competición, en la que estuvo alternando la portería con el marroquí Bounou”. “René tenía contrato en vigor con el Girona, pero se ha desvinculado de la entidad gerundense para firmar con el Almería, si bien era pretendido también por otros clubs debido a su cotización en el mercado”, apostilló el club.

Este futbolista comenzó su trayectoria profesional en las filas del Racing Portuense, con el que se estrenó en el Grupo IV de Segunda B en la temporada 2006-2007. Disputó un total de 18 partidos con el equipo gaditano, mostrando una gran seguridad bajo palos. Virtudes que propiciaron que una campaña más tarde el Real Betis consiguiera su fichaje para incorporarlo a su filial. Dos fueron las temporadas en las que permaneció en el segundo equipo bético, acumulando entre ambas un total de 48 partidos en la categoría de bronce.

Acabada su etapa en el club heliopolitano, René Román firmó en la temporada 2009-2010 por el Estepona, con el que jugó 19 partidos. Posteriormente pasó a la disciplina del CP Cacereño, club en el que permaneció durante dos temporadas. Mostró una gran seguridad en el equipo extremeño, jugando 37 partidos en el curso 2010-2011 y 33 en el curso 2011-2012. Su rendimiento le llevó a un Cartagena CF que partía como favorito para el ascenso a Segunda División en la temporada 2012-2013. Sin embargo, no tuvo fortuna en el equipo departamental, marchándose esa misma campaña al Barakaldo CF.

En la temporada 2013-2014 finalizó el peregrinaje de este guardameta por la categoría de bronce: recibió el llamado del Real Jaén, que acababa de ascender a Segunda División. En su primera campaña en el fútbol profesional disputó 36 partidos, no pudiendo evitar el descenso de los jiennenses. No obstante, René Román se mantuvo en la categoría de plata: se comprometió con la UE Llagostera. En este equipo catalán estuvo dos temporadas, siendo el dueño de la portería.

Tras el descenso de la UE Llagostera en la temporada 2015-2016, René Román pasó a las filas del Girona FC. En este conjunto vivió el mayor hito de su carrera deportiva, al lograr el ascenso a Primera División. Durante su estadía en Montilivi, el gaditano disputó 22 compromisos oficiales, siendo clave en el ascenso del equipo gerundense.