El Real Betis, comenzando por debajo en el marcador en sus últimos cuatro partidos

El Real Betis solamente ha podido sumar dos de los últimos 12 puntos que ha habido en juego en la Liga Santander. En dicho intervalo, el conjunto que dirige Quique Setién ha podido hacerse con el 16,66% del total de los puntos que ha disputado. Su saldo ha sido de dos empates y dos derrotas. Números un tanto negativos, que pueden encontrar su explicación en un hecho: en todos estos encuentros, los verdiblancos siempre fueron a remolque en el marcador.

Suele decirse que quien golpea primero, golpea dos veces. Una sentencia que también tiene su aplicación en el mundo del fútbol, donde adelantarse en el marcador no siempre es sinónimo de victoria pero sí permite dar un paso importante en su consecución. Lo cierto es que, en sus últimos cuatro compromisos ligueros, el Real Betis siempre vio cómo era el rival quien conseguía abrir el marcador. Un hecho que ha obligado en sus últimos duelos al equipo de Quique Setién a remar contracorriente en busca de un resultado positivo.

Esta mala dinámica comenzó en la visita al RCD Espanyol, en la décima jornada del campeonato liguero. En el RCDE Stadium, los béticos acabaron marchándose de vacío, tras caer por 1-0. El duelo, de máxima igualdad, acabó decantándose del lado periquito gracias a un gol de Gerard Moreno en el minuto 55 de juego. Un golpe del que los heliopolitanos no pudieron reponerse.

Una jornada más tarde, el adversario del Real Betis fue el Getafe CF. Nuevamente, los azulones consiguieron golpear primero, inaugurando el marcador en el estadio Benito Villamarín: en el minuto 17, Markel Bergara colocó el 0-1 en el luminoso. Sin embargo, pese a que los getafenses consiguieron otro gol, en este caso el cuadro bético sí pudo reaccionar: el resultado final fue de 2-2, gracias a los tantos de Tonny Sanabria y Ryad Boudebouz.

Peor suerte tuvo el Real Betis en su regreso a la competición tras la fecha FIFA de noviembre, en el que tuvo que visitar a la SD Eibar. Los armeros consiguieron colocarse por delante en el marcador muy pronto: en el minuto 6, tras un autogol de Jordi Amat. Un gol que fue el preludio de lo que estaba por venírsele encima al equipo andaluz. Y es que, tras los 90 minutos reglamentarios, el marcador de Ipurúa reflejó un 5-0 favorable a la aguerrida escuadra eibarresa.

Ahora, en la decimotercera jornada de competición, el Real Betis ha vuelto a verse obligado a remar contracorriente en el marcador. Ante el Girona FC, en el estadio Benito Villamarín, fue el conjunto catalán quien consiguió abrir el marcador. En el minuto 45, Portu consiguió el 0-1 tras batir a Antonio Adán. El partido, pese a todo, acabó con un punto para los heliopolitanos, tras el 2-2 final.

Un triunfo en los siete encuentros en los que comenzó por debajo

Encajar el primer gol del partido parece ser una losa muy difícil de levantar para el Real Betis. Los verdiblancos han comenzado por debajo en el marcador en siete de los 13 partidos que han disputado en esta temporada 2017-2018, siendo su saldo de un triunfo, cuatro derrotas y dos empates. El único triunfo bético tras comenzar perdiendo llegó ante el RC Celta de Vigo, en la segunda jornada: 2-1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.