Rafa Carrillo seguirá a los mandos del Atlético Sanluqueño en Segunda B

El Atlético Sanluqueño ya ha comenzado a trabajar en la confección de su nuevo proyecto de cara a la temporada 2018-2019, en la que competirá en Segunda División B. Uno de los grandes artífices del retorno de los verdiblancos a la división de bronce ha sido su entrenador, Rafa Carrillo. La labor del estratega no ha pasado inadvertida para la directiva, que ha alcanzado un acuerdo para la continuidad del timonel en el banquillo.

De este modo, la temporada 2018-2019 será la tercera en la que el técnico cordobés tenga la oportunidad de dirigir al Atlético Sanluqueño. Un club en el que desembarcó en el curso 2016-2017, último en el que el equipo tuvo la oportunidad de competir en la categoría de bronce. Su llegada a El Palmar se produjo con la competición ya iniciada, relevando a Juanito Gutiérrez. En total, fueron 25 los partidos que afrontó, no pudiendo eludir el descenso de los verdiblancos: su saldo fue de nueve victorias, cinco empates y 11 derrotas.

Pese a ello, Rafa Carrillo continuó la pasada campaña en el banquillo del Atlético Sanluqueño, asumiendo el reto de tratar de devolver al equipo a Segunda División B. Un hito que consiguió, no sin sufrimiento. En la fase regular, el cuadro andaluz finalizó en cuarta posición en el Grupo X de Tercera División, sumando 64 puntos. Su bagaje durante la fase regular fue de 17 victorias, 13 empates y ocho derrotas.

Así, el técnico tuvo que verse obligado de afrontar el camino de vuelta a Segunda División B por el camino largo. Tres fueron las eliminatorias que el Atlético Sanluqueño tuvo que afrontar en la postemporada, eliminando a adversarios como CD Mensajero, RCD Mallorca “B” o Yeclano Deportivo. Un brillante desempeño que permitió a Rafa Carrillo cumplir con su cometido, logrando un histórico ascenso con los verdiblancos. Hito que le permitirá seguir la próxima campaña en el banquillo, donde peleará por la permanencia en el Grupo IV.

Una experiencia más que contrastada en Segunda División B

A lo largo de su trayectoria profesional, Rafa Carrillo ha tenido la oportunidad de dirigir en Segunda División B durante nueve campañas. En la división de bronce, el cordobés ha dirigido a equipos como Villanueva, CD Guadalajara, Lucena CF (en dos etapas distintas) y Atlético Sanluqueño. Una categoría en la que ha afrontado 287 encuentros, con un saldo de 115 victorias, 72 empates y 100 derrotas. Sin duda, toda una garantía de éxito de cara al próximo curso.