Quinto duelo de Dani Giménez ante la SD Eibar

Dani Giménez afrontará su estreno liguero en la portería del Real Betis en esta trigésimo primera jornada de competición. Lo hará enfrentándose a un complicado rival como es la SD Eibar: un adversario al que el conjunto verdiblanco debe vencer para seguir manteniendo la preciada sexta plaza del certamen. Muchas de las opciones de que esto suceda dependerán del buen hacer bajo palos del gallego.

Un futbolista que, a lo largo de su carrera profesional, se ha enfrentado a la aguerrida escuadra eibarresa en cuatro ocasiones. Las dos primeras, en Segunda División B; las dos últimas, en Segunda División. El balance de dichos duelos de Dani Giménez con la SD Eibar ha sido de pleno de empates. ¿Logrará ahora, en la máxima categoría, su primera victoria ante los armeros?

La primera ocasión en la que se puso bajo palos para medirse a la escuadra vasca fue estando en el Zamora CF, en la octava jornada de la temporada 2006-2007. Aquel encuentro se celebró en Ipurúa, donde los dos contendientes acabaron firmando las tablas. Mucha responsabilidad de ello tuvo Dani Giménez, manteniendo el cerrojo en su puerta. Así, el resultado final fue de 0-0.

Posteriormente, en la vigésimo séptima jornada de aquel curso 2006-2007, Dani Giménez volvió a ser el elegido por el cuerpo técnico del Zamora CF para defender la portería del equipo ante la SD Eibar. Nuevamente, el gallego pudo mantener a raya a los atacantes de la escuadra eibarresa. De este modo, tras el pitido final se llegó con 0-0 en el luminoso.

Dani Giménez no volvió a cruzarse con la SD Eibar hasta la temporada 2013-2014, en Segunda División. Aquella campaña, el gallego jugó en una AD Alcorcón que se enfrentó por primera vez a los armeros en la octava jornada. El partido, disputado en Ipurúa, acabó con reparto de puntos: 0-0.

Una historia que volvió a repetirse en el que, hasta la fecha, pasa por ser el último enfrentamiento de Dani Giménez con la SD Eibar. Así las cosas, el portero fue el elegido para frenar a los armeros en el estadio Municipal de Santo Domingo, manteniendo nuevamente el cerrojo en su marco. Circunstancia que propició que aquel partido, correspondiente a la vigésimo novena jornada del curso 2013-2014, acabara con 0-0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.