Primera final de Copa del Rey en el estadio Benito Villamarín

Por primera vez en su historia, el estadio Benito Villamarín albergará la gran final de la Copa del Rey. Una final en la que comparecerán sobre el verde del feudo heliopolitano el FC Barcelona y el Valencia CF: dos clásicos del fútbol español, que tratarán de alzar el codiciado trofeo de manos del rey Felipe VI. Sin duda, un choque repleto de alicientes.

Si bien esta es la primera ocasión en la que la gran final del torneo del k.o. se celebra en el estadio Benito Villamarín, no es la primera vez que se disputa este partido en Sevilla. No en vano, la capital andaluza ha acogido el partido decisivo del certamen copero en otras tres ocasiones. La primera fue en el estadio Reina Victoria; las dos siguientes, en el estadio Olímpico de La Cartuja.

La primera final de Copa del Rey celebrada en Sevilla fue en el año 1925. Una final en la que, en el estadio Reina Victoria, pugnaron por el campeonato el FC Barcelona y el Arenas Club de Guecho. La suerte acabó sonriendo a los azulgranas, que doblegaron a los vascos por 2-0. Samitier (en el minuto 9) y Sancho (en el minuto 34) fueron los encargados de perforar las redes del rival.

Hubo que esperar hasta la temporada 1998-1999 para ver otra final de Copa del Rey celebrarse en Sevilla. En aquella ocasión, fueron el Club Atlético de Madrid y el Valencia CF los que pelearon por el campeonato copero, en el estadio Olímpico de La Cartuja. Una final en la que el cuadro valenciano logró triunfar, tras vencer por 0-3: marcaron Claudio López (en dos ocasiones, en los minutos 23 y 80) y Gaizka Mendieta (en el minuto 33).

En la temporada 2001-2022, la capital andaluza acogió por última ocasión la final de la Copa del Rey. Nuevamente en el estadio Olímpico de La Cartuja, pelearon por el título copero el RC Celta de Vigo y el Real Zaragoza. Fueron los maños quienes lograron la victoria, por 1-3. Todo ello, con goles de Xavi Aguado (en el minuto 24), Paulo Jamelli (de penalti, en el minuto 38) y Yordi (en el minuto 94). Antes, Mostovoi había adelantado a los celtiñas en el minuto 4.