Pepe Millán, el primer internacional de la historia del Granada CF

Sin lugar a dudas, uno de los grandes mitos de la historia del Granada CF es José Millán González, Pepe Millán, (Granada, 19-02-1920). Un futbolista que defendió la elástica nazarí en dos etapas diferentes, siendo fundamental en ambas: de hecho, llegó a ser internacional con La Roja durante su etapa como rojiblanco. Asimismo, también jugó en el RC Deportivo y en el Real Jaén.

La temporada 1939-1940 marcó el estreno de Pepe Millán con el club de su tierra, denominado por aquel entonces Recreativo Granada. Una campaña en la que, en Segunda División, pudo disputar 12 encuentros con los rojiblancos. Más protagonismo tuvo en el curso 1940-1941, histórica para el club. En primer lugar, porque adquirió su actual denominación de Granada CF; en segundo lugar, porque acabó consiguiendo el primer ascenso de su historia a Primera División, tras consagrarse campeón de la división de plata. A dicho hito, el zaguero contribuyó jugando 13 choques ligueros.

Así las cosas, Pepe Millán consiguió debutar en Primera División con el Granada CF en la jornada inaugural del curso 1941-1942, ante el RC Celta de Vigo. El choque acabó con reparto de puntos, tras el 1-1 final. Aquel fue el primero de los 23 encuentros que el defensor jugó aquella campaña, en la que los suyos obtuvieron la permanencia. Un objetivo que el equipo también alcanzó en el curso 1942-1943, en la que nuestro protagonista afrontó 26 choques ligueros.

En cuanto al curso 1943-1944, Pepe Millán siguió siendo un futbolista importante en el Granada CF, con el que afrontó hasta 24 partidos. La temporada 1944-1945 puso fin a esa etapa de los nazaríes en la máxima categoría. Una campaña en la que el defensor pudo jugar un total de 19 choques.

A pesar del descenso, Pepe Millán siguió enrolado en la disciplina del equipo de su tierra. Así, en los siguientes cinco cursos, jugó en Segunda División con el Granada CF. Siguió siendo un pilar del equipo, erigiéndose en ejemplo de seriedad y profesionalidad. Muy brillante fue la temporada 1947-1948, en la que llegó a festejar la friolera de siete tantos en 27 partidos.

Su buen hacer acabó propiciando que, en el curso 1950-1951, volviera a disfrutar de la experiencia de jugar en Primera División. Todo ello, tras concretarse su llegada al RC Deportivo. En el cuadro gallego Pepe Millán jugó dos campañas, logrando en ambas la permanencia. Disputó 29 encuentros tanto en su primer como en su segundo año como deportivista.

Tras dicho paréntesis, Pepe Millán regresó al Granada CF (aún en Segunda División,  en la temporada 1952-1953. Se mantuvo tres años más en el equipo rojiblanco, jugando la promoción de ascenso a Primera División en el último de ellos: un curso 1954-1955 en el que jugó 31 compromisos oficiales y anotó tres goles.

No pudo colgar las botas en el Granada CF, puesto que en la temporada 1955-1956 recaló en el Real Jaén. Un club donde Pepe Millán continuó haciendo historia. Y es que aquel año se saldó con el ascenso de los lagartos a la máxima categoría: el defensor jugó 29 choques. De este modo, disfrutó por última vez de la élite del fútbol español durante el curso 1956-1957, jugando cinco partidos con los jiennenses.

El debut con La Roja

El buen hacer de Pepe Millán en sus años como futbolista del Granada CF no pasaron inadvertidos en el fútbol español. Como consecuencia de ello, se convirtió en el primer jugador que, defendiendo la elástica nazarí, tuvo la oportunidad de debutar con la selección española.

El único encuentro que Pepe Millán jugó con La Roja fue el 11 de marzo de 1945, ante Portugal. El choque, celebrado en Lisboa, acabó en tablas: 2-2. Pepe Millán fue titular en la zaga española, llegando a disputar gran parte del duelo lesionado.