Pape Mbodji, desvinculado del Granada CF “B”

El Granada CF “B” continúa registrando movimientos en su plantilla en el mercado de fichajes de invierno. No en vano, el mismo día que el club granadino anunciaba la cesión de Pablo Vázquez a la AD Alcorcón, informaba del acuerdo alcanzado para la rescisión del contrato de Pape Mbodji. Un futbolista que no ha tenido fortuna en su etapa en el conjunto rojiblanco, del que se marcha tras no haber disputado ni un solo minuto en el Grupo IV de Segunda División B.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Granada CF anunció la salida de este jugador. Así, el club nazarí indicó que “El Granada CF y el jugador del filial Pape Assane Mbodji han llegado a un acuerdo para la desvinculación del futbolista, que queda libre. El club expresa su agradecimiento al jugador por la profesionalidad mostrada y le desea lo mejor en su carrera”.

Pape Mbodji comenzó su andadura deportiva en los escalafones inferiores del Real Valladolid, donde llegó a despuntar gracias a su portentoso físico y a su buena salida de balón. Su última campaña como blanquivioleta fue la 2014-2015, en la que compitió en el Grupo VI de División de Honor Juvenil. Una categoría en la que volvería a competir en la temporada 2015-2016, si bien como integrante del Juvenil “A” del Club Atlético de Madrid.

Aquella campaña, el joven futbolista alternó sus actuaciones entre dicho equipo y el primer filial rojiblanco. Un Club Atlético de Madrid “B” que por aquel entonces competía en el Grupo VII de Tercera División. En sus primeros pasos en categoría Senior, Pape Mbodji gozó de bastante continuidad en el conjunto colchonero. No en vano, disputó un total de 18 compromisos ligueros, manteniéndose sobre el terreno de juego durante 1123 minutos. En ese tiempo, vio cinco tarjetas amarillas y una tarjeta roja.

La pasada campaña, Pape Mbodji dio un paso más en su trayectoria: el senegalés desembarcó en las filas del Recreativo de Huelva, compitiendo de este modo en el Grupo IV de Segunda División B. Durante el curso 2016-2017, el mediocampista disputó ocho partidos en el campeonato liguero, siendo titular en seis de ellos. Así, durante su etapa en el Decano del fútbol español, acumuló 375 minutos y vio cuatro tarjetas amarillas.

Con esas credenciales, el jugador recaló esta temporada en las filas del Granada CF “B”. Sin embargo, no ha tenido fortuna en el filial nazarí: no llegó a enfundarse la casaca rojiblanca en el Grupo IV de Segunda División B. Una situación que ha acabado propiciando el acuerdo para la rescisión de su contrato con el club granadino.

Deja un comentario