Miguel Pardeza, un andaluz en la Quinta del Buitre

Miguel Pardeza Pichardo (La Palma del Condado, 08-02-1965) fue un futbolista que tuvo una brillante carrera en la máxima categoría del fútbol español. Formado en los escalafones inferiores del Real Madrid CF, el onubense fue miembro de una de las generaciones más brillantes de nuestro balompié: la conocida como Quinta del Buitre. Sin embargo, los mayores éxitos de su trayectoria deportiva no los consiguió como madridista, sino en el Real Zaragoza. Además, defendió los colores de un tercer equipo: Puebla FC.

La trayectoria deportiva de Miguel Pardeza comenzó en las filas del Castilla, filial del Real Madrid CF. Su salto al segundo equipo madridista se produjo con apenas 17 años, en la temporada 1982-1983. Una campaña en la que, en Segunda División, pudo anotar un gol en 18 partidos. De cara al curso siguiente, el onubense tuvo la oportunidad de afrontar 15 encuentros con este conjunto, logrando dos goles. Una campaña en la que, además, conquistó el título liguero en Segunda División: un hito histórico para un filial.

Sus buenas actuaciones en el Castilla propiciaron que, en aquella temporada 1983-1984 pudiera dar el salto al primer equipo madridista. De la mano de Alfredo Di Stéfano, Miguel Pardeza debutó con el Real Madrid CF ante el RCD Espanyol, en la decimoséptima jornada del campeonato liguero. Asimismo, disputó otros cuatro encuentros con la escuadra blanca: dos en Primera División y dos en la Copa de la Liga.

Continuó en las filas del primer filial madridista en el curso 1984-1985. En aquella temporada, Miguel Pardeza brilló con luz propia en la categoría de plata del fútbol español, mostrando todas sus cualidades. Así, pudo anotar la friolera de 11 dianas a lo largo de los 36 partidos en los que fue alineado. Un gran rendimiento, que propició que el club optara por una cesión de cara a la temporada 1985-1986 para no ver estancada su progresión.

De este modo, Miguel Pardeza desembarcó en las filas del Real Zaragoza en el curso 1985-1986. Una cesión muy provechosa para el onubense, que tuvo la oportunidad de completar su primera campaña en la máxima categoría del fútbol español. Con los aragoneses, el atacante participó en 26 encuentros oficiales, anotando cinco goles. Además, conquistó un importante título: la Copa del Rey.

En la temporada 1986-1987, el onubense retornó a la disciplina del Real Madrid CF. Aquella fue su última campaña en el estadio Santiago Bernabéu, colaborando en la consecución del título liguero. Miguel Pardeza acabó disputando 27 partidos, materializando cinco tantos. Acabado el curso, decide poner fin a su etapa como madridista, comprometiéndose con el Real Zaragoza.

Un equipo en el que se mantuvo durante nueve temporadas: desde la 1987-1988 y hasta la 1996-1997. En el Real Zaragoza, Miguel Pardeza fue un jugador determinante, gozando de la confianza de la mayoría de los técnicos para los que trabajó. Fue una etapa brillante en su trayectoria profesional, en la que en cuatro ocasiones fue capaz de firmar dobles dígitos a nivel anotador: 11 goles en la temporada 1987-1988, 17 goles en la temporada 1989-1990, 15 goles en la temporada 1990-1991 y 14 goles en la temporada 1994-1995.

Asimismo, en esta segunda etapa en el Real Zaragoza, el onubense pudo añadir dos nuevos entorchados a su palmarés. En la temporada 1993-1994 conquistó la Copa del Rey, tras vencer en una intensa e igualada final al RC Celta de Vigo. Un curso más tarde, Miguel Pardeza logró la Recopa de Europa con los maños: un hito de máxima trascendencia, tras derrotar en la final por el título al Arsenal FC.

Tras nueve campañas en el Real Zaragoza, el futbolista acabó poniendo fin a su etapa en este club en el curso 1996-1997. Sin embargo, en La Romareda no dio sus últimos pasos en el mundo del fútbol: su último equipo fue el Puebla FC mexicano, en el que compitió en la temporada 1997-1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.