Miguel Loureiro, desvinculado del Córdoba CF

El Córdoba CF sigue anunciando la salida de jugadores que formaron parte de su plantilla en el pasado curso 2018-2019. En este caso, le ha tocado el turno a Miguel Loureiro. El gallego ha alcanzado un acuerdo con la entidad cordobesista para poner punto y final a su vinculación, tras haber jugado dos temporadas en El Arcángel.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Córdoba CF se hizo eco de la salida de este futbolista. “El Córdoba CF y Miguel Loureiro han llegado a un acuerdo para que el jugador deje de pertenecer a la disciplina blanquiverde. El club le agradece toda su profesionalidad durante su etapa blanquiverde y le desea la mayor de las fortunas en sus nuevos retos profesionales”, indicó al respecto la entidad califal.

Miguel Loureiro se formó a caballo entre los escalafones inferiores del Bergantiños CF, el RC Celta de Vigo y el Pontevedra CF. A este club llegó en la temporada 2015-2016, tras haber culminado su etapa en la categoría Juvenil. En principio, desembarcó en el filial de los de Pasarón, compitiendo en el Grupo V de la Primera División Autonómica Gallega.

La progresión de este jugador propició que, en esa misma temporada 2015-2016, diera el salto al primer equipo del Pontevedra CF. Así, debutó en el Grupo I de Segunda B ante el CD Guijuelo, en la vigésima jornada de competición. Durante dicha campaña, Miguel Loureiro fue un jugador habitualmente convocado en el equipo gallego: así, llegó a disputar un total de siete partidos en la categoría de bronce de nuestro fútbol, acumulando 539 minutos de competición.

El rendimiento de Miguel Loureiro fue a más en el curso 2016-2017. Una campaña en la que colaboró de forma decisiva a que el Pontevedra CF disputara el play-off de ascenso a Segunda División, si bien su andadura en la postemporada fue breve. En total, el joven lateral fue alineado en 37 compromisos oficiales: 35 en el Grupo I de Segunda B y otros dos en la primera eliminatoria de ascenso, ante el Real Murcia. Acumuló 3256 minutos sobre el terreno de juego, viendo 10 tarjetas amarillas y una roja.

Con este bagaje llegó al Córdoba CF, que le brindó la oportunidad de debutar en el fútbol profesional en la temporada 2017-2018. En su primer año en El Arcángel, Miguel Loureiro acabó disputando 14 partidos, aportando su granito de arena para la consecución de la permanencia en Segunda División. No tuvo tanta fortuna en el pasado curso 2018-2019, en el que el equipo blanquiverde perdió la categoría. Todo ello, en un curso en el que el gallego jugó 19 partidos.