Míchel: “Creo que tenemos que mejorar los recursos”

El Málaga CF comenzó el año 2018 como cerró 2017: con derrota. Los boquerones no pudieron conseguir un resultado positivo en la decimoctava jornada de la Liga Santander, en la que recibieron la visita del RCD Espanyol. Los periquitos lograron la victoria en La Rosaleda gracias a un gol del ex malaguista Sergi Darder. Este resultado impidió que el cuadro blanquiazul pudiera recortar diferencias con sus rivales en la lucha por la permanencia, dejando a Míchel en una situación muy complicada.

El técnico madrileño compareció al término del encuentro para valorar lo sucedido ante los medios de comunicación. En ese sentido, no dudó en reconocer que “es una situación casi catastrófica. En los últimos partidos hemos intentado reengancharnos y, por unas u otras circunstancias, no hemos podido. También es cierto que, aunque suene extraño, no puedo pedir más a mis jugadores. Se entregan y hacen todo lo que pueden, dentro de nuestras condiciones, incluido el entrenador, pero los resultados son malos. Eso es una evidencia. Dar palabras de esperanza y de ánimo en estos momentos no es fácil. Los jugadores están un poco tensos”.

“Durante el juego, lo primero que nos ha pasado ha sido recibir un gol en contra, sin que hubiese pasado nada en el juego. La primera parte ha sido buena por nuestra parte. Hemos tenido algunas ocasiones que no hemos concretado. Es cierto que en la segunda mitad de la segunda parte hemos jugador mucho más con el corazón, producto de esa tensión que, lógicamente, hemos creado nosotros con los malos resultados”, continuó en ese sentido el técnico del Málaga CF.

En cuanto a la situación del plantel, Míchel aseguró que “los chicos son jóvenes y, a veces, inexpertos. Saben que la situación nos está golpeando mucho. Por eso digo que no les puedo pedir más. Hacen mucho, muchísimo. Sé que la gente está enfadada con nosotros y con razón, pero hay calificativos que a mis jugadores les duelen. Sufren porque los resultados no vienen y el trabajo si está. Los jugadores dan todo lo que tienen y los resultados son malos. Es inevitable que los jugadores estén llorando, que estén contrariados, que el entrenador esté discutido y que la afición esté enfadada”.

Asimismo, el máximo responsable del plantel malacitano opinó que “tenemos que mejorar los recursos. No sé si desde el banquillo, que mucha gente lo considerará. Un ejemplo es Iturra, un jugador que mucha gente discutía y ha sido uno de los mejores del equipo. Estamos ajustándonos y mucho el cinturón a la situación económica, pero viene Iturra y aporta. Quiere decir qué si le podemos dar una vuelta a la situación de la plantilla, con este entrenador o con otro, el equipo va a mejorar”.

Material Audiovisual: Cortesía del Departamento de Comunicación del Málaga CF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.