Mario Hernández, nuevo futbolista del Atlético Sanluqueño

El Atlético Sanluqueño CF tiene un nuevo refuerzo para el curso de su regreso a la categoría de bronce del fútbol español. Se trata de Mario Hernández, que tras haber jugado la pasada campaña en  el CD Mirandés, volverá a desempeñarse en el Grupo IV de Segunda División B de la mano de los verdiblancos. No en vano, ya pudo competir en este grupo hace dos cursos, con el San Fernando CD.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Atlético Sanluqueño CF anunció el fichaje de este futbolista. “El Atlético Sanluqueño C.F. ha alcanzado un acuerdo con el lateral derecho Mario Hernández para incorporarse a la plantilla de cara a la temporada 18/19, donde el equipo militará en la Segunda División B. Con 22 años, Mario Hernández, nacido en San Fernando (Cádiz) ha disputado 2 temporadas en 2ªB, contando así con experiencia en la categoría de bronce”, recalcó el club verdiblanco.

Tras haber cuajado muy buenas actuaciones en la cantera del San Fernando CD, Mario Hernández tuvo la oportunidad de debutar con el primer equipo azulino en la temporada 2014-2015. Una campaña en la que el defensor disputó hasta ocho partidos en el Grupo X de Tercera División, gozando también de bastante continuidad en el filial isleño. Con el San  Fernando CD “B” afrontó 12 encuentros en la Tercera Andaluza gaditana.

Fue una temporada más tarde cuando dio el salto definitivo a la primera plantilla del San Fernando CD. Una temporada 2015-2016 en la que Mario Hernández contribuyó decisivamente a la consecución del ascenso del equipo azulino a Segunda División B. Tanto entre la fase regular en el Grupo X de Tercera División como en la postemporada, este futbolista afrontó 32 compromisos oficiales, marcando dos dianas.

De este modo, en la temporada 2016-2017 Mario Hernández pudo debutar en el Grupo IV de Segunda División B. En aquella campaña, el San Fernando CD consiguió el objetivo marcado en su retorno a la división de bronce: la permanencia. Todo ello, con  un destacado papel del defensor, que disputó 28 partidos en el campeonato liguero. Además, a lo largo de los 2025 minutos que se mantuvo en activo, anotó un gol.

Estas buenas actuaciones motivaron que uno de los gallitos del Grupo II de Segunda División B se fijara en él. Y es que el CD Mirandés de Pablo Alfaro se hizo con sus servicios para pelear por el ascenso a Segunda División. En el estadio Municipal de Anduva, Mario Hernández vivió una campaña de aprendizaje, disputando 11 compromisos oficiales entre la Copa del Rey y la competición liguera.