Manolo Zúñiga, nuevo entrenador del Coria CF

El Coria CF ya tiene nuevo inquilino para su banquillo. Tras haber anunciado la destitución de Alejandro Ceballos, el club coriano se puso a trabajar para encontrar un sustituto. Una misión que la entidad ha acabado completando con éxito, al alcanzar un acuerdo con Manolo Zúñiga. El experimentado técnico asumirá el reto de conseguir la permanencia en el Grupo X de Tercera División, dándole la vuelta a la irregular dinámica en la que se encuentra sumido el equipo.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Coria CF confirmó la llegada del técnico a su banquillo. “El Coria Club de Fútbol ha llegado a un acuerdo con Manolo Zúñiga para que sea el entrenador del primer equipo hasta lo que resta de temporada. Exjugador internacional sub-21 de fútbol, Manolo Zúñiga despuntó como jugador en la élite del fútbol español en conjuntos como, entre otros, Sevilla F.C. o R.C.D. Espanyol. Tras colgar las botas, Zúñiga ha estado al frente de importantes banquillos como Écija Balompié, Puertollano, San Roque de Lepe y Caudal de Mieres”, indicó en ese sentido la entidad.

Como futbolista, tuvo una dilatada y contrastada trayectoria. No en vano, Manolo Zúñiga permaneció muchas temporadas en la élite del fútbol español, al haber defendido los colores de equipos como RCD Espanyol o Sevilla FC. Además, también pudo jugar en el Calvo Sotelo, el Cádiz CF (con el que logró un ascenso a Primera División), el CE Sabadell o el Écija Balompié.

Precisamente, en el club astigitano comenzó su trayectoria en los banquillos, en la temporada 2010-2011. Una campaña que comenzó de principio a fin en el estadio Municipal de San Pablo, cuajando buenas actuaciones en el Grupo IV de Segunda División B. No en vano, Manolo Zúñiga consiguió que el equipo se mantuviera sin apuros en la categoría, tras haber logrado 15 victorias, nueve empates y 14 derrotas.

Estas buenas actuaciones le valieron para llegar a otro banquillo de bronce en el curso 2011-2012: el del CD Puertollano. En este conjunto consiguió mantener la categoría, situándose en la zona media de la clasificación. No obstante, el club acabó descendiendo por la vía administrativa. Deportivamente, Manolo Zúñiga consiguió en el conjunto industrial 11 victorias, 12 empates y 13 derrotas.

La siguiente parada de su carrera estuvo en el CD San Roque de Lepe, a cuyo banquillo llegó en la temporada 2012-2013. Fue el primer técnico que tuvo el cuadro aurinegro en aquella irregular campaña, que se saldó con el descenso del club. En total, Manolo Zúñiga dirigió 23 partidos a los leperos, con un saldo de ocho victorias, siete empates y ocho derrotas.

Por el momento, su último club había sido el CD Caudal, al que dirigió en el Grupo I de Segunda División B en la temporada 2013-2014. Con los asturianos, Manolo Zúñiga no tuvo demasiada fortuna, siendo cesado de sus funciones tras 15 partidos. Duelos, en los que logró cuatro triunfos, dos empates y nueve derrotas.