Manolo Jiménez, toda una vida dedicada al Sevilla FC

Hablar de Manuel Jiménez Jiménez (Arahal, 26-01-1964), más conocido como Manolo Jiménez, es hablar de un futbolista que dedicó la práctica totalidad de su trayectoria al Sevilla FC. Un lateral zurdo que fue determinante tanto en la década de 1980 como en la de 1990 en el conjunto nervionense, defendiendo sus colores durante 14 temporadas. No fue la única camiseta que portó vestido de corto, ya que también jugó en el Real Jaén y en la selección española.

La trayectoria de Manolo Jiménez arrancó en los escalafones inferiores del Arahal CF, donde fue progresando hasta llegar al equipo Juvenil. Ahí, acabó llamando la atención del Sevilla FC, que consiguió incorporarlo a su cantera. Tras una primera campaña en el Juvenil nervionense, el lateral ascendió al Sevilla Atlético en el curso 1983-1984, donde continuó con su fulgurante progresión.

No en vano, en esa temporada 1983-1984, Manolo Jiménez vivió su debut con el primer equipo hispalense. Fue de la mano de Manolo Cardo, un técnico que lo alineó de inicio en la novena jornada de la competición liguera, en la que el Sevilla FC rindió visita al Real Valladolid. El zaguero completó los 90 minutos de juego, en un choque que acabó con 3-3 en el marcador del coliseo blanquivioleta. Aquel fue el inicio de su brillante trayectoria como sevillista.

A partir del siguiente curso, Manolo Jiménez pasó a asentarse definitivamente en la primera plantilla nervionense. En la temporada 1984-1985 llegó a disputar 13 encuentros en Primera División, siendo titular en nueve de ellos. Posteriormente, en las cinco campañas posteriores, el lateral acabó superando siempre la barrera de los 30 partidos en el campeonato liguero: su récord estuvo en la temporada 1986-1987, en la que participó en 43 encuentros. Asimismo, en la temporada 1989-1990 ayudó a que el Sevilla FC consiguiera participar en la Copa de la UEFA.

El aguerrido futbolista mantuvo su rol en el equipo sevillano hasta la temporada 1993-1994, en la que se vio lastrado por culpa de una serie de problemas físicos. Estos propiciaron que Manolo Jiménez tuviera que pasar por el quirófano, disputando únicamente dos encuentros ligueros. Mejor resultó la siguiente campaña, en la que fue un pilar para que el Sevilla FC pudiera clasificarse para la Copa de la UEFA cinco años más tarde.

Sus dos últimas campañas en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán fueron complicadas. En la temporada 1995-1996 contribuyó a que el equipo lograra de forma agónica la permanencia en Primera División. No pudo eludir el descenso en la temporada 1996-1997, la última en la que Manolo Jiménez integró la disciplina del Sevilla FC. Un equipo cuyos colores acabó defendiendo a lo largo de 354 compromisos oficiales.

Tras el duro descenso del Sevilla FC, Manolo Jiménez no continuó en la plantilla hispalense. Pese a ello, no colgó las botas: en la temporada 1997-1998 jugó en la disciplina del Real Jaén, que por aquel entonces militaba en Segunda División. Disputó nueve encuentros con los jiennenses en la división de plata, retirándose al final de aquella campaña.

A su brillante trayectoria a nivel de clubes, Manolo Jiménez une un destacado papel con la selección española. Su debut con La Roja se produjo ante Argentina, en octubre de 1988 y en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán. En total, el lateral disputó 15 partidos como internacional absoluto, con un saldo de 13 victorias, dos empates y dos derrotas. Además, integró la convocatoria para el Mundial de Italia 1990.