Mandi, baja para lo que resta de temporada en la UD Almería

Los peores pronósticos se cumplieron y Mandi causará baja en las filas de la UD Almería hasta el final de la presente campaña tras haber caído lesionado de gravedad en los instantes finales del último compromiso liguero que afrontó el equipo rojiblanco. El aguerrido mediocampista canario abandonó el duelo ante CA Osasuna en camilla, tras lesionarse en el minuto 80 de juego. Una lesión de cuyo diagnóstico ha informado el club almeriense: rotura del tendón de Aquiles.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, la UD Almería informó del estado de su jugador. “Mandi sufre la rotura del tendón de Aquiles de su pie izquierdo, lesión que se produjo de manera fortuita cuando conducía el balón y se disponía a dar un pase a un compañero. Desde el primer momento el centrocampista rojiblanco se dio cuenta del alcance de la lesión y reclamó la presencia de los servicios médicos del equipo, que salieron rápidamente asistirle”, indicó al respecto la entidad andaluza.

Una grave lesión, que mantendrá en el dique seco a Mandi hasta final de curso. El mediocampista recaló este verano en las filas de la UD Almería, avalado por su brillante carrera. Dicha trayectoria arrancó en las filas del CD Vecindario, con el que debutó en Segunda B en la temporada 2007-2008. Aquella campaña disputó dos encuentros con los canarios, llamando la atención por su poderío físico. Un curso más tarde llegó a los escalafones inferiores del Villarreal CF, jugando un encuentro en el Grupo III de Segunda B. Su gran oportunidad en la categoría de bronce le llegó en el curso 2009-2010, cuando se comprometió con la SD Ponferradina. En el equipo berciano disputó 15 partidos y anotó un gol, colaborando en la consecución del ascenso a Segunda División.

Pese a ello, no llegó a jugar en la categoría de plata en la temporada 2010-2011, pues aquella campaña pasó a las filas del Real Madrid Castilla. En el filial blanco se mantuvo dos campañas, jugando en ambas la postemporada. En la primera su verdugo fue el CD Alcoyano, jugando 21 encuentros y anotando dos goles. En la segunda, el cuadro madridista consiguió el ascenso a Segunda División, disputando Mandi 30 partidos oficiales.

En la temporada 2012-2013, el mediocampista canario recaló en la disciplina del Real Sporting de Gijón. Tres fueron las campañas en las que este jugador actuó en El Molinón, yendo su peso en el equipo de más a menos. Con los asturianos contribuyó a la consecución del ascenso a Primera División en la temporada 2014-2015, a las órdenes de Abelardo Fernández. En total, disputó 69 compromisos oficiales en el equipo rojiblanco, anotando dos goles.

La siguiente aventura de su carrera estuvo en el Elche CF. Un club por el que firmó en la temporada 2015-2016, en Segunda División. En su primera campaña en el estadio Martínez Valero jugó 35 partidos ligueros. Menor suerte tuvo la pasada temporada, en la que sufrió una grave lesión en la segunda jornada. Solamente pudo disputar dos encuentros, en un curso que se saldó con el descenso de los franjiverdes a Segunda B.

En este curso 2017-2018, Mandi había gozado de bastante continuidad en la UD Almería. No en vano, el mediocampista canario saltó al terreno de juego en 23 compromisos ligueros, acumulando 1767 minutos sobre el terreno de juego. Ahora, deberá permanecer de baja por culpa de la grave lesión que sufrió en la visita de CA Osasuna al estadio de los Juegos del Mediterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.