Mamadou Koné, nuevo refuerzo para la delantera del Málaga CF

El Málaga CF consiguió hacerse con los servicios de Mamadou Koné de cara a esta próxima temporada 2018-2019. El atacante, con una contrastada experiencia en la categoría de plata del fútbol español, se suma al proyecto boquerón  en calidad de cedido por el CD Leganés. Sin duda, un refuerzo más que interesante para los blanquiazules y que aumenta las opciones en ataque de las que podrá disponer Juan Ramón López Muñiz.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Málaga CF confirmó el fichaje de este futbolista. “El atacante procede del CD Leganés y jugará cedido en el Málaga CF la temporada 2018/19. Ayer pasó el reconocimiento médico y trabajó en solitario en La Rosaleda”, indicó al respecto el club. Asimismo, la entidad malaguista destacó que “es un delantero costamarfileño ágil, rápido y ambidiestro, de 1’76 metros de estatura y que puede jugar como segundo punta acompañando a un ‘9’ de referencia o perfilado en una banda”.

Mamadou Koné comenó su carrera deportiva en la temporada 2011-2012, debutando en Primera División con el Racing de Santander de la mano del argentino Héctor Cúper. Su estreno con el conjunto cántabro se produjo en la octava jornada del campeonato, ante el FC Barcelona en el Camp Nou. En aquella primera campaña en la élite, el delantero disputó un total de seis encuentros, en los que acumuló 398 minutos de competición. La temporada, sin embargo, se saldó de forma negativa para los intereses del equipo, que descendió a Segunda División.

Una categoría en la que Mamadou Koné también tuvo minutos en la temporada 2012-2013, donde alternó sus actuaciones con el primer equipo y el filial racinguista. En la categoría de plata del fútbol español, el delantero disputó 36 encuentros, acumulando 1701 minutos de juego. Anotó cinco goles, siendo sus víctimas CD Mirandés, FC Barcelona “B”, CD Guadalajara, SD Ponferradina y Real Sporting de Gijón. Una campaña que nuevamente se saldó negativamente para el Racing de Santander, que descendió a Segunda B. La estancia del equipo en la categoría de bronce fue breve, pues en el curso 2013-2014 logró ascender nuevamente a Segunda División. Gran parte de la culpa la tuvo el ariete africano, que se erigió en la principal referencia ofensiva del equipo: entre Liga y Copa del Rey consiguió marcar 22 goles.

De regreso a Segunda División en la temporada 2014-2015, Mamadou Koné comenzó siendo un jugador importante en los esquemas del Racing de Santander. Sin embargo, la mala suerte se cruzó en su camino en febrero de 2015, tras sufrir una grave lesión de rodilla que le impidió jugar el resto de la temporada. El equipo acusó su ausencia, descendiendo nuevamente a Segunda B. Hasta el momento de su lesión, el delantero disputó 15 encuentros en el torneo liguero, anotando siete goles. Recuperado de su lesión, jugó cedido en las filas del Real Oviedo durante la temporada 2015-2016. En el cuadro carbayón jugó 34 encuentros en el campeonato, acumulando 2050 minutos de juego y anotando cinco goles.

En el curso 2016-2017 volvió a disfrutar de la máxima categoría del fútbol español de la mano del CD Leganés. Sin embargo, no tuvo mucha continuidad a las órdenes de Asier Garitano, jugando cinco compromisos oficiales. Una circunstancia que no cambió la pasada campaña, jugando únicamente dos encuentros con los pepineros. Por ello, en el mercado invernal se marchó cedido al KAS Eupen belga, con el que anotó cinco goles en 15 partidos.