Luis Rioja anotó su cuarto gol de la temporada con la UD Almería

La UD Almería acabó sumando un punto en el estadio de los Juegos del Mediterráneo en esta trigésimo segunda jornada de competición. Un fin de semana en el que los pupilos de Fran Fernández acabaron empatando a dos goles con el CF Rayo Majadahonda. Hasta en dos ocasiones consiguieron adelantarse los unionistas, viendo en ambas cómo los majariegos eran capaces de nivelar la balanza.

Luis Rioja fue el encargado de abrir el marcador en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. El extremo refrendó una vez más que es un jugador que aporta desequilibrio y calidad al ataque de la UD Almería. Todo ello, con su cuarto gol en la presente campaña, en la que ha festejado tres dianas en la Liga 1,2,3 y una en la Copa del Rey.

El estreno goleador de Luis Rioja con el cuadro rojiblanco se produjo en la segunda jornada de la Liga 1,2,3 ante el CD Tenerife. Un duelo celebrado en el estadio de los Juegos del Mediterráneo que finalizó con reparto de puntos, tras el 1-1 final. De sus botas salió el gol que abrió el marcador, tras perforar las redes de Dani Hernández en el minuto 21 de juego.

Posteriormente, en Copa del Rey, Luis Rioja volvió a marcar. Fue ante el CF Reus Deportiu, en partido correspondiente a la tercera ronda del torneo del k.o. Nuevamente en el estadio de los Juegos del Mediterráneo, el extremo pudo marcar: suyo fue el último gol del choque, el que colocaba el definitivo 3-1 en el electrónico. Todo ello, tras haber superado al reusense Pol Freixanet en el minuto 90.

Una recta final de partido en la que llegó su tercera diana de la temporada con la UD Almería. Su víctima fue nada más y nada menos que el Málaga CF. En La Rosaleda, Luis Rioja fue decisivo para que los rojiblancos no se marcharan de vacío del feudo boquerón, al firmar el 1-1 final.

En esta trigésimo segunda jornada de la Liga 1,2,3 Luis Rioja ha vuelto a marcar. Ante el CF Rayo Majadahonda, el extremo fue el encargado de romper el 0-0 inicial en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. Todo ello, tras conseguir perforar las redes del majariego Basilio nada más alcanzarse la primera media hora de juego.