Loja es de Segunda B: ocho años de un día histórico

El 27 de mayo es y será para siempre una fecha más que significativa en la historia de un club y un pueblo del Poniente granadino. Ese mismo día, pero del año 2012, el Loja CD consiguió el primer y único ascenso de sus 52 años de vida a la Segunda División B del fútbol español, en lo que fue una noche verdaderamente mágica en el Estadio Medina Lauxa.

Tras completar una temporada de ensueño, en la que el Loja CD terminó campeón del Grupo IX de Tercera División, el sorteo para los play-off de ascenso deparó un Real Valladolid Promesas – Loja CD como una de las eliminatorias entre campeones de grupo. Como ventaja, los granadinos contarían con el factor campo de cara a la vuelta, algo que terminaría resultando clave.

Y resultaría vital porque en el encuentro de ida disputado en tierras vallisoletanas, el Loja CD caería por la mínima en el encuentro jugado el domingo 20 de mayo. El apoyo de un centenar de valientes desplazados desde Andalucía no fue suficiente para evitar la derrota, pero el resultado no se podía calificar como malo del todo, tiendo en cuenta que a la semana siguiente el Medina Lauxa sería una olla a presión.

Y así fue. Con gradas supletorias incluidas, el feudo lojeño presentaba un lleno a rebosar, con más de 2.100 aficionados que soñaban con vivir el momento más importante en la historia de su equipo. El ambientazo, desde las horas previas al partido, era espectacular y, seguramente, nunca antes vivido en el pueblo granadino.

A la media hora el Loja CD ya había igualado la eliminatoria gracias a un cabezazo de Álex Bautista, en una jugada de saque de esquina marca de la casa aquel año. En ese momento, no había ni un alma en el estadio (incluso hasta los miembros del Valladolid B lo podían imaginar) que no estuviera convencido en la remontada.

Transcurrió la segunda parte, y cuando la amenaza de prórroga metía el miedo a los aficionados, Gato se puso el traje de héroe aquella noche. Fue a falta de veinte minutos cuando el jugador local batía la meta visitante y provocaba el delirio total en las gradas. A pesar de que ya se celebraba el ascenso, había que tener en cuenta que un gol del filial pucelano convertiría en tragedia ese día.

Pero, otra vez Gato, sentenció la eliminatoria en mitad de la fiesta, y ya tan sólo restaban diez minutos para confirmar que el Loja CD ascendía por primera vez en su vida deportiva a la categoría de bronce del fútbol nacional. Con el pitido final llegó la invasión al campo y la locura. El Loja CD era la séptima entidad granadina en militar en Segunda División B, tras Granada CF, Granada 74, Motril CF, Guadix CF, Arenas de Armilla y CD Baza. Poco más tarde, el Granada B se convertiría en el octavo.

Los héroes de aquella noche mágica fueron: Rafa Avilés, Toni, Benji, Rubén Peces, Álex Bautista, Darío Ruiz, Gato, Nino, David Gámiz, Álvaro Santos y Ramiro. También participaron en la gesta Pedro Corral, Rafilla y Juanma.

Bien es cierto que la aventura del club en la categoría no sería muy larga. Es más, fue bastante más corta de lo deseado. Apenas un año después, el Loja CD retornaría a Tercera División tras terminar la liga en penúltimo lugar, pero viendo pasar por el Medina Lauxa a históricos como el Cádiz CF, el Albacete Balompié o el FC Cartagena, entre otros.

Pero, aquella noche, Loja celebró algo que espera volver a repetir en un futuro no muy lejano. El 27 de mayo de 2012, un equipo, una afición, y un pueblo fueron de Segunda División B. Mientras otros no se conforman en el mundo del fútbol con ganar unos millones de euros al año, hoy hace ocho años que en un pueblo granadino hubo una magia que no se estuvo pagada con dinero.

Fotografía: YouTube.