Las ventas en el Sevilla FC, infravaloradas

Este nuevo Sevilla FC de Monchi no está dejando a nadie indiferente, pues ya son nueve los fichajes en este mercado veraniego. Esto hace que pueda palparse una ilusión y unas ganas por Nervión dignas de las mejores campañas. Pero claro, en el fútbol, como bien sabe el León de San Fernando, es igual de importante dar llegada a nuevos jugadores como deshacerte en condiciones de otros ellos, intentando no malvenderlos. Esta es la próxima tarea del gaditano y su equipo, buscarles un nuevo club, que esté dispuesto a pagar lo que valen, a los hombres con los que no cuenta Lopetegui.

En la vida en general, los solo somos meros espectadores de una actividad que se realiza, tendemos a valorarlas por encima del hombro sin preguntarnos si la verdad es esa, es decir, infravalorarlas. Y por supuesto, como me dijo una persona ya hace muchísimo tiempo, el fútbol es un reflejo de la vida, nada más lejos de la realidad. Haciendo un paralelismo con lo antes citado, el fútbol sería aquella vida y los meros espectadores seríamos nosotros, los aficionados a este bello, no tan bello siempre, deporte. Esto es lo que está pasando actualmente en las calles de Nervión, pues pecamos de prejuzgar la complicada profesión de Monchi. No es tan fácil dar salida a jugadores, que no ha tenido un gran año, por un precio que reduzca los gastos de la entidad. El que si parece que se irá es Sergi Gómez, un jugador que, en mi opinión, siempre ha cumplido, más o menos, cuando se ha vestido de corto. Por 5M llegó a Sevilla la anterior campaña y Monchi, intentando hacer una vez más magia, pide 7M. El Atalanta, equipo más interesado en el todavía sevillista, estaría dispuesto a pagar 4.5M, aunque tarde o temprano, ambos clubes llegarán a un acuerdo justo.

Obviamente, aparte de esta salida, quedan muchas más, pero este es mi granito de arena en defensa de esas personas que trabajan más duro de lo que creemos y no se les valora. Pero para bien, o para mal, somos así, nos damos golpes en el pecho desprendiendo sevillismo, algo que no pongo en duda que es cierto, y pecamos de exigir demasiado a los nuestros. Salir, saldrán, Monchi tiene potestad para conseguir todo lo que se planteé, la bola mágica del gaditano sigue despejando el camino a la gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.