La UD Almería igualó su mejor marca de victorias como local de su actual etapa en Segunda División

La UD Almería parece haberse acostumbrado a vencer en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. Un escenario en el que el conjunto almeriense ha sabido hacerse fuerte en sus últimos partidos, siendo esta una de las razones que ayuda a explicar la escalada en la tabla clasificatoria de los rojiblancos. En sus últimos cuatro duelos en si feudo, los andaluces han sido capaces de conseguir los tres puntos.

Esta buena dinámica comenzó en el único encuentro que dirigió, de forma interina, Fran Fernández a la escuadra almeriense. Fue ante el Real Zaragoza, en la decimoquinta jornada: los rojiblancos vencieron al cuadro maño por un incontestable 3-0. Los artífices de aquella victoria de la UD Almería en el estadio de los Juegos del Mediterráneo fueron Fran Rodríguez (en el minuto 42) y Rubén Alcaraz (con un doblete, en los minutos 79 y 89).

Dos jornadas más tarde, la UD Almería volvió a comparecer ante su afición. En la decimoséptima jornada, en el regreso de Luca Alcaraz al estadio de los Juegos del Mediterráneo, el equipo rojiblanco sumó nuevamente los tres puntos tras vencer al CD Tenerife por 1-2. Los dos primeros tantos del duelo fueron del conjunto local, por mediación de Motta (en el minuto 11) y de Juan Muñoz (en el minuto 69). Recortó distancias por los tinerfeños Juan Carlos (en el minuto 71).

De cara a la jornada 19, la UD Almería consiguió un triunfo vital para sus aspiraciones ante el Córdoba CF. En el estadio de los Juegos del Mediterráneo se vivió un duelo entre dos conjuntos necesitados de victorias, decantándose la balanza del lado almeriense. No en vano, los rojiblancos acabaron venciendo al combinado califal por la mínima. Marco Motta consiguió el único gol del choque, tras batir a Pawel Kieszek en el minuto 85.

Ahora, en la vigésimo primera jornada, el cuadro andaluz ha conseguido su cuarto triunfo consecutivo en el estadio de los Juegos del Mediterráneo tras vencer al CD Lugo por 1-0. Un golazo de Rubén Alcaraz, con un magistral libre directo, permitió a la UD Almería hacerse con los tres puntos. René Román también jugó un papel fundamental, ya que detuvo un penalti de Fede Vico en el tiempo añadido.

Con esta victoria ante los lucenses, la UD Almería igualó su mejor marca de triunfos seguidos como local en el estadio de los Juegos del Mediterráneo en su actual etapa en Segunda División. Una marca que estableció en la pasada campaña 2016-2017, en la que enlazó cuatro victorias ante su hinchada. Dichos triunfos se produjeron ante rivales como Gimnàstic de Tarragona (3-0, en la jornada 11), Córdoba CF (3-1, en la jornada 13), Elche CF (2-1, en la jornada 15) y RCD Mallorca (2-1, en la jornada 18).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.