La UD Almería, eliminada de la Copa del Rey a manos de la UD Tamaraceite

La UD Almería se despidió de forma prematura e inesperada de la Copa del Rey. Los pupilos de Guti Hernández se vieron sorprendidos por la modesta UD Tamaraceite, que acabó imponiéndose por 3-2 en el estadio Juan Guedes. Los canarios lograron el triunfo en la prórroga, en cuya segunda mitad llegaron incluso a jugar en inferioridad numérica.

Nada hacía presagiar, al comienzo del encuentro, el fatal desenlace para los indálicos. Y eso que comenzó con una desagradable noticia para la escuadra andaluza, que de forma prematura acabó experimentando su primer cambio: Rubén Enri, goleador del filial, debutaba con el primer equipo al sustituir al lesionado Sekou Gassama. Pese a ello, la UD Almería pudo llevar la voz cantante, gozando de buenos acercamientos sobre la meta de la UD Tamaraceite.

Fruto de ello, en el minuto 24, la UD Almería fue capaz de adelantarse en el marcador. Fue en una jugada de estrategia, en la que Sergio Aguza puso un balón magistral que acabó cabeceando con todo el nigeriano Ozornwafor. Nada pudo hacer el local Robles por evitar que el 0-1 acabara subiendo al marcador.

Al descanso se llegó con esa ventaja para la UD Almería, que acabó viéndose sorprendida por la UD Tamaraceite. El cuadro canario salió con nuevos bríos al segundo tiempo, dando un paso al frente en busca de darle alguna alegría a los suyos. Todo ello, coincidiendo con una preocupante bajada de intensidad de los indálicos, que no supieron aprovechar las oportunidades de las que dispusieron.

Todo ello acabó propiciando que la UD Tamaraceite llegara a remontar. Primero, logrando el momentáneo 1-1 con un gol de Zizu en el minuto 73. Luego, en el minuto 81, consiguiendo el 2-1 después de que Heros obligara a René Román a volver a recoger el cuero del fondo de sus redes. Los canarios habían hecho lo más difícil: remontar y dejar al borde de la eliminación a la UD Almería.

A partir de ahí, la UD Almería trató de lograr el tanto que le permitiera forzar la prórroga al menos. Un premio que los rojiblancos obtuvieron sobre la bocina,  con un certero testarazo de Nikola Maras. De este modo, con 2-2, se llegó a la conclusión del tiempo reglamentario.

La prórroga fue una pesadilla para la UD Almería, si bien la historia pudo haber sido diferente de haber podido batir Rubén Enri a Robles en la primera oportunidad que hubo. No perdonó, en el área almeriense, el local Asdrúbal: batió a René Román para poner el 3-2 en el marcador. En la celebración, el futbolista acabó siendo expulsado por el colegiado. Pese a esa circunstancia, los indálicos no pudieron lograr otro tanto en la segunda parte del tiempo suplementario, quedando eliminados de la Copa del Rey.