La UD Almería cayó por la mínima ante el Rayo Vallecano

Triunfo por la mínima del Rayo Vallecano ante la UD Almería. El tanto de la victoria local lo hizo Santi Comesaña a la salida de un córner. Justa victoria de los madrileños, que dominaron el encuentro de principio a fin. El equipo de Ramis impotente, lo tuvo muy complicado, ya que nunca encontró sus sensaciones, y además acabó el encuentro con dos menos.

En sus primeros minutos el encuentro comenzó dominado por un Rayo Vallecano que espoleado por su afición, intentó imponer desde el principio un ritmo muy elevado. Ritmo que en este inicio los hombres de Ramis se vieron incapaces de seguir. Los de Míchel atacaban muy rápido: les hacían falta pocos pases para plantarse en el área de René. Los frajirrojos llegaban sobre todo a través de las bandas. Los dos extremos Embarba y Trejo estaban muy activos, y siempre que entraban en contacto con la pelota generaban peligro. La más clara de este inicio de partido fue para un De Tomás que remató fuera en un gran centro de Embarba.

Con el paso de los minutos la UD Almería fue creciendo en el partido. Pozo, que en el primer cuarto de hora había estado inédito, comenzó a aparecer. Cuando el canterano del City comenzó a entrar en contacto con la pelota el equipo almeriense empezó a poner cerco a la meta de Alberto. El Rayo Vallecano perdió un poco su empuje inicial en favor de una escuadra almeriense que cogió las riendas del mediocampo. Pese a haber perdido algo de control, los madrileños seguían siendo los que disfrutaban de las ocasiones más claras. Destacando una doble ocasión de Embarba y Trejo en la que ambos se toparon con el muro de René.

El tramo final de la primera mitad fue algo extraño. No había un dominador claro. La UD Almería dominaba la posesión, pero seguían siendo los vallecanos los que llegaban con peligro a la meta rival. Las contras fugaces de los madrileños eran su mejor arma para generar situaciones de peligro. La escuadra visitante lo intentaba a través de largas y tediosas posesiones, pero no conseguían acercarse a la meta de un Alberto que fue un mero espectador en la primera mitad. Las cosas se iban a complicar al borde del descanso para los andaluces. Morcillo fue expulsado en la última jugada de la primera mitad. Llegábamos así, con empate sin goles al descanso tras una entretenida primera parte.

Ya desde el principio de la segunda mitad comenzó a notarse que la UD Almería tenía un efectivo menos sobre el campo. Ahora sí, el Rayo Vallecano consiguió someter al conjunto andaluz. Santi Comesaña cogió la manija del centro del campo y comenzó a marcar el ritmo del encuentro. Ritmo elevado y vibrante como le gusta al Rayo Vallecano de Míchel. Los franjirrojos comenzaron muy bien, no le daban opción alguna al equipo rojiblanco y robaban muy rápido tras perdida. Los locales dominaban, sí, pero empezaron a mostrarse bastante espesos en los últimos metros.

El dominio rayista iba a quedar cristalizado cuando corría el minuto 54. El buen inicio de la segunda mitad de los locales iba a tener su premio. Embarba  puso un córner perfecto al punto de penalti, que Comesaña remató con el hombro para adelantar al conjunto madrileño. Así las cosas; se hacía justicia a lo visto hasta ese momento sobre el tapete de juego.

Tras el gol de los madrileños el partido se trabó bastante. Ninguno de los dos equipos tenía continuidad en el juego. Nada destacable ocurría, esto favorecía a un Rayo Vallecano que eligió una forma poco vistosa, pero efectiva de conservar su ventaja. La UD Almería no era capaz de generar ningún tipo de peligro sobre la meta rival. El partido se convirtió en algo muy difícil de ver. Los madrileños dominaban el partido, lo tenían donde querían. Sesteaban a través de largas posesiones. La UD Almería se mostró indolente y cansada debido a la inferioridad, y a que sólo corrían detrás del balón.

En el tramo final del partido hubo poco, muy poco que contar. De hecho, a los andaluces se les complicó más si cabe la remontada con la expulsión de Pozo. Los visitantes ya con dos menos se enfrentaban a una misión casi imposible. El equipo de Ramis ya ni lo intentaba. El equipo local no sufrió para mantener su ventaja. En este tramo final, estuvo más cerca el segundo local que el primero visitante, con un tiro al larguero de un activo Embarba. El partido acabó, y tras esta derrota es la primera vez que los rojiblancos encadenan dos descalabros seguidos esta temporada.

Ficha técnica:

1- Rayo: Alberto: Baiano, Velázquez, Dorado, Akieme: Fran Beltrán, Comesaña (Manucho, 55′) Unai (Aguirre, 87′): Trejo Embarba, De Tomás (Chori, 61′).

0- Almería: René; Fran Rodríguez (Fidel, 82′) Owona, Morcillo, Nano; Mandi, Verza, Nauzet Alemán (Joaquín, 46′) Pervis (Alcaraz, 58′) Pozo y Caballero.

Goles: 1-0: Comesaña (52′).

Árbitro: Pulido Santana (Colegio canario). Amonestó a Embarba, Nano, Unai López. Expulsó a Morcillo y Pozo.

Estadio: Vallecas 8.615 espectadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.