La plantilla del Sevilla Atlético a través de sus goles ante el Real Oviedo

El Sevilla Atlético tratará de conseguir su primera victoria del curso como local en esta decimonovena jornada de competición. Una misión que no resultará sencilla para el filial nervionense, puesto que enfrente tendrá a un Real Oviedo en plena forma. No obstante, los sevillistas tratarán de dar la sorpresa ante el cuadro carbayón, al que ya lograron vencer el curso pasado. Fue por un emocionante 5-3, en la vigésima jornada del certamen liguero.

Un encuentro en el que los sevillistas cuajaron una brillante actuación sobre el terreno de juego. Un encuentro en el que consiguieron perforar las redes del Real Oviedo tres jugadores que en esta temporada 2017-2018 se encuentran a las órdenes de Luis García Tevenet. Son los casos de Fede San Emeterio, David Carmona y Alejandro Pozo. Tres jugadores que, en caso de ser requeridos este fin de semana por su técnico, tratarán de volver a perforar las redes ovetenses.

El primero en marcar en aquel encuentro fue Fede San Emeterio. El cántabro se encargó de colocar el momentáneo 3-0 en el marcador del estadio Ramón Sánchez Pizjuán cuando apenas habían transcurrido 38 minutos de juego. Un gol que logró tras una gran incorporación ofensiva, aprovechando un certero envío al área carbayona de Ivi López. En el segundo palo, llegando desde atrás, el mediocampista sorprendió a la zaga visitante, perforando sin miramientos las redes de Juan Carlos.

Su relevo fue recogido por David Carmona, que se encargó de anotar el tanto que instauraba el 4-1 en el marcador del coliseo nervionense. Un tanto que vino precedido de una gran acción individual de Marc Gual, que fue caracoleando hasta llegar al corazón del área ovetense. Ahí, no acertó a disparar con claridad, quedando el balón suelto. El rechace fue cazado por el zaguero del filial sevillista que, con mucha sutileza, perforó las redes de Juan Carlos a los 77 minutos de juego.

Apenas seis minutos más tarde, Alejandro Pozo logró el gol que certificaba la manita del Sevilla Atlético en aquel duelo ante el Real Oviedo. Un gol de bella factura, que anotó tras protagonizar una gran acción individual: le ganó la espalda a su marcador, iniciando una vertiginosa carrera hacia el área ovetense. En el mano a mano con Juan Carlos, el canterano sevillista logró salvar la salida del portero rival con una gran definición, certificando así el triunfo de su equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.