La lucha granadina no tuvo premio en el Metropolitano

Partido correspondiente a la vigesimotercera jornada de LaLiga Santander, celebrado en el Wanda Metropolitano, entre el Atlético de Madrid y el Granada CF.

El once inicial de Diego Simeone fue el siguiente: Oblak, Vrsaljko, Savić, Mario Hermoso, Renan Lodi, Koke, Marcos Llorente, Thomas, Saúl, Vitolo y Correa.

Este fue el equipo titular del Granada CF: Aarón Escandell, Foulquier, Domingos Duarte, Martínez, Víctor Díaz, Yan Eteki, Yangel Herrera, Álvaro Vadillo, Ramón Azeez, Ismail y Roberto Soldado.

Los colchoneros necesitaban ganar para acabar con su mala dinámica, y desde el comienzo buscaron incesantemente el área andaluza.

No tardó en llegarles la recompensa. En el minuto seis, un gran error defensivo (o la mala suerte) del Granada CF propició el 1-0. Dos futbolistas granadinos, Yan Eteki y Martínez, se chocaron entre sí tras un saque de banda local y le dejaron el balón al atlético Koke en una posición bastante ventajosa dentro del área. El capitán rojiblanco, totalmente solo, le cedió el esférico a un Correa que tan solo tuvo que superar por raso a Aarón Escandell para abrir la lata.

El ex de la UD Almería, Ramón Azeez, trató de responder dos minutos después con un potente disparo lejano, tras robarle un balón a Thomas, que se fue alto.

A punto estuvo de llegar el 2-0 en el minuto 16. Vitolo intentó marcar con un tiro ajustado al palo izquierdo, pero el balón dio en la madera y salió fuera.

El Atlético de Madrid volvió a ser el de antaño, con una gran intensidad que hizo que ganaran prácticamente la totalidad de los duelos individuales.

Vitolo volvió a batir a Aarón Escandell en el minuto 26 tras aprovechar un pase en profundidad de Thomas, sin embargo, el tanto fue anulado sin necesidad de acudir al VAR debido a un claro fuera de juego del delantero canario.

El alto ritmo del partido disminuyó, y de ahí hasta el descanso tan solo hubo acercamientos del Atlético de Madrid al área granadina, pero no oportunidades claras.

El equipo de Diego Simeone no podía permitirse un nuevo pinchazo y fue bastante superior en los primeros 45 minutos a un Granada CF al que se le notó algo falto de frescura debido a su participación en la Copa del Rey.

La segunda parte

La segunda mitad comenzó con el mismo guion con el que finalizó la primera. El Atlético de Madrid dominaba pero no llegaba a inquietar a Aarón Escandell.

El Granada CF dispuso de una ocasión en el minuto 53 mediante una falta en la frontal del área. Álvaro Vadillo ejecutó el lanzamiento a balón parado y la pelota se fue por encima del travesaño.

Los colchoneros tuvieron una gran ocasión al contraataque dos minutos más tarde, en el 55. Correa se escoró a la derecha, arrastró a la zaga nazarí y le pasó el esférico a un Saúl que se encontraba desmarcado. El alicantino enganchó el balón con una volea a la que Aarón Escandell respondió con una intervención extraordinaria que probablemente será una de las grandes paradas de la jornada.

Llegados a la hora de partido tuvo lugar un carrusel de cambios. En el conjunto local, entró Yannick Carrasco y salió Renan Lodi. Diego Martínez realizó una doble sustitución en el Granada. Antonio Puertas ocupó el lugar en el terreno de juego de Álvaro Vadillo, y Gil Dias el de Yangel Herrera.

El recién ingresado Yannick Carrasco, en el minuto 63, trató de estrenar su casillero en su vuelta al Atlético de Madrid. El atacante belga trató de culminar una rápida transición colchonera con un disparo cruzado raso, pero el esférico fue directamente a las manos de Aarón Escandell.

La oportunidad más clara del Granada CF hasta ese momento llegó en el minuto 67. Azeez recibió un balón raso en el interior del área en una posición franca para el remate y el futbolista trató de asegurar el tiro con el interior de su pie derecho. Sin embargo, su disparo salió muy lejos de la meta colchonera.

El encuentro cambió por completo. El Atlético de Madrid comenzó a cometer múltiples imprecisiones dando muestra de un gran nerviosismo, algo que aprovechó el Granada CF para pisar el área rojiblanca cada vez con mayor asiduidad y peligro.

Si clara fue la ocasión anterior, aún más lo fue la del minuto 72. Ismail centró desde la banda izquierda y Soldado se adelantó a la defensa local desmarcándose al primer palo. El ex internacional español remató al primer toque de espuela pero se topó con un rápido Oblak que, una vez más, fue salvador para su equipo. Gil Dias recogió el rechace pero Saúl despejo su disparo bajo los palos.

Diego Martínez agotó sus cambios en el minuto 75. El Granada CF cada vez le estaba creando más problemas a los madrileños y el entrenador realizó una sustitución totalmente ofensiva; introdujo en el campo al delantero Carlos Fernández y retiró del mismo al defensa central Martínez.

La permuta no tuvo el efecto deseado y el dominio granadino se enfrió. De hecho, en el minuto 85, Saúl estuvo a punto de sentenciar el choque con un lanzamiento de falta que salió rozando la escuadra derecha de Aarón Escandell.

Diego Simeone también realizó todos los cambios de los que disponía. En el minuto 87, Vitolo y Koke abandonaron el terreno de juego y entraron Lemar y el canterano Toni Moya.

El Granada CF lo intentó hasta el final, e incluso le llegó a meter el miedo en el cuerpo a los aficionados atléticos presentes en el Wanda Metropolitano con dos saques de esquina en los últimos minutos del partido.

Finalmente, el ansiado empate no llegó y el conjunto madrileño se hizo con su primera victoria en los últimos seis encuentros. Un sufrido triunfo del que el Atlético de Madrid fue merecedor en la primera parte, pero no así en la segunda mitad. El Granada CF le perdió el respeto a los colchoneros en los segundos 45 minutos e incluso mereció haberse llevado algún punto de Madrid.

Los granadinos tras esta derrota permanecen décimos, a siete puntos de los puestos europeos, mientras que los rojiblancos ascienden provisionalmente hasta la cuarta posición.