Juanjo Cañas, toda una vida de lucha y entrega en verdiblanco

Juan José Cañas Gutiérrez (Rota, 17-04-1972) fue un mediocampista que dejó una huella imborrable en el Real Betis. Todo un ejemplo de lucha y entrega hacia los colores del conjunto verdiblanco, donde desarrolló la práctica totalidad de su carrera deportiva. En total, fueron 15 los años que este futbolista permaneció enrolado en la disciplina heliopolitana, siendo el encargado de levantar la Copa del Rey de la temporada 2004-2005. Su carrera la finalizó en el CD Alcalá, en Segunda División B.

Una categoría en la que, con apenas 18 años, Juanjo Cañas pudo debutar con el Betis Deportivo. Sucedió en la temporada 1990-1991, en la que el mediocampista gozó de bastante continuidad en la división de bronce del fútbol español. No en vano, participó en 22 encuentros, anotando dos goles. Más continuidad aún si cabe tuvo en la siguiente campaña: un curso 1991-1992 en el que disputó 29 partidos y logró cinco dianas.

Este gran rendimiento motivo que el joven futbolista diera el salto a la primera plantilla bética esa misma temporada. Lo hizo en Segunda División, de la mano de Jarabinsky en la decimocuarta jornada del campeonato liguero. Un duelo ante el CD Málaga, en el que los verdiblancos acabaron venciendo por 2-1. Su oportunidad llegó en el minuto 88, cuando reemplazó a Gabino. Acabó participando en otros cuatro partidos, acumulando en total 247 minutos.

De cara a la temporada 1992-1993, Juanjo Cañas alternó sus actuaciones entre el primer equipo y el filial bético. Con el Betis Deportivo, el mediocampista no pudo evitar el descenso a Tercera División: disputó 28 partidos. En cuanto a sus actuaciones con el Real Betis, el roteño afrontó 11 partidos en Segunda División, siendo titular en todos ellos. A partir de ahí, se mantendría en el conjunto heliopolitano como miembro de pleno derecho.

La temporada 1993-1994 fue la de la consagración de este futbolista, pieza clave sobre el terreno de juego tanto para Sergio Kresic como para Lorenzo Serra Ferrer. Entrenadores que lo alinearon a lo largo de 37 partidos en la categoría de plata, afrontando 3114 minutos. En ese tiempo, Juanjo Cañas pudo celebrar hasta tres goles con el cuadro bético. Una temporada clave, que se saldó con el ascenso del equipo a Primera División.

Una categoría de la que Juanjo Cañas disfrutaría durante siete temporadas ininterrumpidas: desde el curso 1994-1995 hasta el 1999-2000. Su debut en Primera División se produjo ante el CD Logroñés, en la primera jornada de la temporada 1994-1995. En esa primera etapa en la élite, el mediocampista disfrutó de importantes hitos: uno de ellos, el subcampeonato de Copa del Rey en la temporada 1996-1997 ante el FC Barcelona. Además, pudo jugar en Europa con el Real Betis, tanto en la Copa de la UEFA como en la extinta Recopa.

Tras el descenso bético en la temporada 1999-2000, Juanjo Cañas se mantuvo en la disciplina verdiblanca. Aportó su granito de arena para que aquella etapa en la división de plata resultara bastante breve: y es que el Real Betis acabó ascendiendo tan solo una campaña más tarde. Durante la competición, el mediocampista fue alineado en 21 partidos.

De este modo, comenzó su segunda etapa en la élite con el Real Betis. Fueron cinco las temporadas que Juanjo Cañas se mantuvo en el cuadro verdiblanco, teniendo un rol destacado en alguna de ellas. Una etapa en la que pudo conseguir el único título de su carrera: la Copa del Rey de la temporada 2004-2005. No disputó ningún minuto en dicha final copera ante CA Osasuna, si bien fue el encargado de recibir el trofeo de manos del Rey Juan Carlos I.

Continuó en la disciplina bética en la temporada 2005-2006, en la que el equipo afrontó la primera participación de su historia en la UEFA Champions League. Sin embargo, no pudo jugar ningún partido en la máxima competición continental. De hecho, su participación aquella campaña se limitó a tres duelos en Liga: el último de ellos, en la penúltima jornada ante el RCD Mallorca.

Acabada esa campaña, Juanjo Cañas pone rumbo al CD Alcalá, del Grupo IV de Segunda División B. En la temporada 2006-2007 fue decisivo para que el equipo conservara la categoría, afrontando 34 partidos y anotando dos goles. También tuvo un destacado rendimiento en el curso 2007-2008, en el que sin embargo no pudo evitar el descenso del equipo. En su última campaña antes de colgar las botas, el mediocampista jugó 29 partidos, logrando un gol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.