José Ramón Sandoval vivirá su segundo duelo con el Real Oviedo

José Ramón Sandoval tratará de lograr una nueva victoria en El Arcángel en esta trigésimo segunda jornada de competición en la Liga 1,2,3. Tras haber vencido en sus dos últimos partidos en el coliseo blanquiverde a Real Valladolid (2-1) y a CD Lugo (1-0), el preparador madrileño tratará de guiar a los suyos hacia la victoria ante uno de los máximos aspirantes a acabar disputando el play-off de ascenso: el Real Oviedo. No será una misión sencilla, si bien los cordobeses han conseguido hacer de su estadio un fortín.

A lo largo de su trayectoria en los banquillos, José Ramón Sandoval no ha tenido la oportunidad de enfrentarse en demasiadas ocasiones al Real Oviedo. De hecho, hasta el momento solamente se midió a los carbayones en una ocasión: fue la pasada campaña, dirigiendo al Rayo Vallecano. Ahora, a los mandos del Córdoba CF, el técnico vivirá un nuevo duelo a todo o nada ante los asturianos.

Hasta el momento, el último duelo de José Ramón Sandoval ante el Real Oviedo data de la novena jornada de la temporada pasada. Una jornada en la que el Rayo Vallecano acudió al estadio Carlos Tartiere para rendir visita al conjunto ovetense, en un choque clave para ambos conjuntos. No en vano, carbayones y franjirrojos se encontraban muy próximos en la tabla clasificatoria: los madrileños aventajaban a su rival en dos puntos. Una distancia que la escuadra asturiana acabó neutralizando tras su victoria.

Y es que el único duelo de José Ramón Sandoval con el Real Oviedo se saldó con derrota. El técnico no fue capaz de evitar que el Rayo Vallecano sucumbiera por 2-0 en el estadio Carlos Tartiere. Linares (en el minuto 35) y Toché (de penalti, en el minuto 71) fueron los encargados de perforar las redes vallecanas, defendidas por Toño.

Un partido en el que José Ramón Sandoval acabó alineando a Toño, Galán, Zé Castro, Rat, Amaya, Cristaldo, Trashorras, Manucho, Miku Fedor, Àlex Moreno y Piti. Posteriormente, introdujo sobre el terreno de juego a Santi Comesaña, Montiel y Quini.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.