Javi Varas y Víctor Díaz, dos nazaríes con pasado en el Sevilla Atlético

El Granada CF recibirá la visita del Sevilla Atlético en la decimocuarta jornada de la Liga 1,2,3. Un enfrentamiento entre dos equipos con objetivos contrapuestos, pero para los que la victoria este fin de semana presenta un valor especial. Los nazaríes necesitan el triunfo para mantenerse en lo más alto de la tabla clasificatoria; los nervionenses buscan la victoria para abandonar el farolillo rojo de la competición. Un duelo, sobre el papel desigual, pero que sin duda deparará grandes emociones.

Será, además, un encuentro especial para dos de los pilares del equipo que entrena José Luis Oltra. No en vano, dos de los futbolistas del plantel granadino cuentan con un pasado en la disciplina del filial sevillista. Son los casos de Javi Varas y Víctor Díaz. Dos futbolistas que, a buen seguro, tendrán minutos esta jornada en Los Cármenes. Dos futbolistas que, sin lugar a dudas, darán lo mejor de sí mismos para que los nazaríes consigan los tres puntos.

Durante tres temporadas, Javi Varas fue el guardián de la portería del Sevilla Atlético. La primera campaña del cancerbero en el filial sevillista fue la 2005-2006, en la que compitió en el Grupo IV de Segunda División B, siendo fundamental. No en vano, entre la fase regular y el play-off, acabó disputando 30 partidos. Un rol que también ostentó, en la recta final del campeonato, en la temporada 2006-2007: disputó 15 partidos, ayudando a que el conjunto nervionense ascendiera a Segunda División.

Categoría en la que compitió durante la temporada 2007-2008: la última en la que Javi Varas se mantuvo en la órbita del Sevilla Atlético. Aquella campaña, en la que vivió su debut en el fútbol profesional, resultó indiscutible para sus entrenadores. Y es que disputó 41 de los 42 encuentros que afrontó el equipo. Sus actuaciones ayudaron a que los sevillistas no pasaran apuros para mantenerse en Segunda División.

Por su parte, Víctor Díaz permaneció cuatro campañas enrolado en la disciplina del Sevilla Atlético. La primera de ellas fue la temporada 2006-2007, en la que afrontó seis encuentros en el Grupo IV de Segunda División B. Tras el ascenso del filial nervionense a la categoría de plata, el lateral dispuso de más continuidad en el equipo. Así, en el curso 2007-2008, el zaguero afrontó 17 partidos en Segunda División, acumulando 838 minutos de juego. En ese tiempo, vio dos tarjetas amarillas.

Una campaña más tarde, Víctor Díaz llegó a afrontar 19 partidos en Segunda División: acumuló 1252 minutos de juego, viendo cuatro tarjetas amarillas. El curso se saldó de forma negativa para el Sevilla Atlético, que acabó descendiendo a Segunda División B. Pese a ello, el lateral permaneció en el equipo en la temporada 2009-2010. En el Grupo IV de la categoría de bronce del fútbol español, disputó 28 encuentros ligueros, acumulando 1873 minutos. Vio cuatro tarjetas amarillas y anotó un gol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.