Francisco Gallego, un jugador que dejó huella en Sevilla FC y FC Barcelona

Francisco Fernández Rodríguez, “Gallego” (Puerto Real, 04-03-1944) fue un futbolista que dejó una huella imborrable en los equipos en los que militó. Un defensor firme y seguro, que tuvo la oportunidad de defender los colores de Sevilla FC (en dos etapas distintas) y FC Barcelona. Sus buenas actuaciones en ambos clubes le permitieron tener una prolífica carrera con la selección española, integrando la plantilla que se consagró campeona de la Eurocopa de 1964.

Comenzó a dar patadas al balón en su pueblo, destacando por sus cualidades. Cualidades que no pasaron desapercibidas para el Sevilla FC, que lo incorporó a su cantera. Así, en la temporada 1961-1962 dio el salto al Juvenil nervionense, con lo que acabaría conquistando el torneo copero. Un conjunto en el que brilló con luz propia, llegando a dar el salto al primer equipo sevillista. Su debut se produjo con apenas 17 años, en partido correspondiente a la séptima jornada y visitando a CA Osasuna. En aquella campaña, Gallego disputó otros tres encuentros con el equipo hispalense.

De cara a la temporada 1962-1963, el central alternó sus actuaciones entre el filial y el primer equipo. Con el Sevilla Atlético, Gallego disputó 12 partidos en Segunda División, consiguiendo un gol. Con el Sevilla FC, el central disputaría otros 12 encuentros en la máxima categoría, firmando otro tanto: ante CA Osasuna, en la vigésima jornada. Fue a partir de dicha campaña cuando arrancó su trayectoria al máximo nivel.

En los dos siguientes cursos, este futbolista sería fundamental en el buen funcionamiento defensivo del Sevilla FC. Así, en la temporada 1963-1964, Gallego participó en 29 encuentros en Primera División, logrando tres goles. Guarismos anotadores que el gaditano emularía en la siguiente campaña. Eso sí, disputando menor número de partidos: 24.

El gran rendimiento de Gallego no pasó inadvertido para los grandes del fútbol español, que presentaron ofertas para hacerse con su pase. Dada la necesidad de liquidez, el Sevilla FC acabó traspasando a este central al FC Barcelona en la temporada 1965-1966. De azulgrana, acabaría viviendo los mayores éxitos de su carrera deportiva.

Durante una década, Gallego formó parte de la disciplina del FC Barcelona. Un equipo con el que vivió grandes éxitos tanto a nivel colectivo como individual: fue en el equipo culé donde consiguió asentarse definitivamente en la selección española, dando el salto al equipo titular. Todo ello, gracias a su gran rendimiento como barcelonista. Así, disputó 425 partidos en la Ciudad Condal, logrando 24 goles. Además, conquistaría cuatro títulos: dos Copas del Generalísimo (en los cursos 1967-1968 y 1970-1971), una Liga (en la temporada 1973-1974) y una Copa de Ferias (en la temporada 1965-1966).

En la temporada 1975-1976, tras haber finalizado su etapa en el FC Barcelona, Gallego escenificó su regreso al Sevilla FC. Una segunda etapa en la que aportó veteranía y saber estar a la línea defensiva de un equipo que acababa de retornar a la máxima categoría. En las siguientes cinco temporadas, en las que volvió a defender los colores nervionenses, el central contribuyó a que el equipo se mantuviera sin apuros en Primera División. Terminó colgando las botas en la temporada 1979-1980, con 35 años.

Como internacional con España también desarrolló una prolífica trayectoria. De hecho, formó parte de la convocatoria del equipo que se consagró campeón de la Eurocopa en el año 1964 ante la URSS. No obstante, tuvo que esperar hasta el Mundial de Inglaterra 1966 para vivir su debut con La Roja: fue ante Argentina. En total, disputó 36 partidos con la selección española, logrando 18 triunfos, 10 empates y ocho derrotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.