Francisco Antúnez, el primer mundialista andaluz

Francisco Antúnez Espada (Sevilla, 01-11-1922) fue un futbolista andaluz que desarrolló una interesante trayectoria entre las décadas de 1940 y 1950. Tuvo la oportunidad de defender los colores de Real Betis, Sevilla FC, CD Málaga y Xerez CD, protagonizando además un curioso desencuentro entre los dos grandes de la capital andaluza. Además, fue internacional absoluta con  España, convirtiéndose en el primer mundialista andaluz de la historia.

Los primeros pasos de su trayectoria se dieron en la cantera del Sevilla FC. No obstante, acabó dando sus primeros pasos como profesional en el eterno rival: el Real Betis. Con el primer equipo debutó en Segunda División en la temporada 1941-1942. Una campaña en la que disputó siete encuentros con los béticos, consiguiendo ascender a Primera División tras acabar en lo más alto de la tabla. Su primera experiencia en la máxima categoría fue breve: los heliopolitanos perdieron la categoría en 1943. Francisco Antúnez acabó jugando nueve compromisos ligueros.

Tras el descenso bético a Segunda División, Francisco Antúnez se mantuvo en el equipo durante dos años y medio. A mediados de la temporada 1945-1946, acabó produciéndose su fichaje por el Sevilla FC. Un movimiento que no estuvo exento de polémica, propiciando que desde el Real Betis se presentaran una serie de recursos al considerar ilegal el traspaso. Mientras tanto, el futbolista siguió jugando con los sevillistas, con los que se proclamó campeón de Liga en Primera División: un hito al que contribuyó tras saltar al campo en 10 partidos.

Acabada la temporada, la Federación Regional Sur acabó anulando el fichaje de Francisco Antúnez, que estaba obligado a retornar al Real Betis. Un club que tuvo un  verano bastante tumultuoso en lo institucional y que, finalmente, acabó accediendo a traspasar al jugador al Sevilla FC. De este modo, el mediocentro pasó a formar parte sin polémicas del club sevillista desde el curso 1946-1947.

En total, fueron seis las temporadas que Francisco Antúnez continuó en las filas del Sevilla FC, viviendo importantes hitos. Sin lugar a dudas, uno de los más especiales fue la conquista de la Copa del Generalísimo en el año 1948. Un año en el que el cuadro nervionense logró el título copero tras vencer con bastante autoridad en la final al RC Celta de Vigo: 4-1.

En la temporada 1952-1953, Francisco Antúnez acabó cambiando de aires. Puso fin a su etapa como sevillista, para aterrizar en el CD Málaga. No pudo evitar el descenso de los malaguistas, con los que no tuvo excesiva continuidad. Pese al descenso continuó al año siguiente en el equipo, saldándose con el retorno a Primera División. Finalmente, en la temporada 1954-1955 defendió los colores del Xerez CD, donde acabó poniendo fin a su trayectoria futbolística.

Una trayectoria que, además, tuvo otro importante hito en el año 1950. Aquel año se celebró el Mundial de Brasil, donde la selección española alcanzó la cuarta posición. Uno de los integrantes de aquel equipo fue Francisco Antúnez: primer andaluz en vivir la experiencia mundialista. El sevillano jugó un encuentro en el certamen, ante la selección de Estados Unidos en Curitiba.