Fernando Martínez acumula cuatro partidos sin encajar goles con la UD Almería

La Rosaleda fue el escenario donde, por primera vez en este curso 2019-2020, Fernando Martínez consiguió colocarse bajo palos con la UD Almería en la Liga SmartBank. El portero fue el encargado de defender la meta unionista en el derbi de la cuarta jornada del campeonato ante el Málaga CF, cumpliendo perfectamente con su cometido: pudo mantener el cerrojo para que los suyos acabaran venciendo por 0-1.

Con esta buena actuación, Fernando Martínez da continuidad a los registros que ya firmó en la recta final del pasado curso 2018-2019. Y es que, en las tres últimas jornadas del anterior campeonato, el murciano fue el elegido por el cuerpo técnico de la UD Almería para defender la puerta rojiblanca. A pesar de que no había demasiado en juego, rindió a un alto nivel, manteniendo en todos esos encuentros su puerta imbatida.

Aquella buena dinámica comenzó en la cuadragésima jornada, en la que la UD Almería recibió la visita de la AD Alcorcón. Un encuentro en el que Fernando Martínez supo mantener a raya a los atacantes alcorconeros, ayudando a su equipo a igualar sin goles en el estadio de los Juegos del Mediterráneo.

De cara a la siguiente jornada, Fernando Martínez volvió a mantener el cerrojo de su portería. Fue rindiendo visita a la UD Las Palmas, en un escenario siempre complicado como el estadio de Gran Canaria. Pese a ello, el meta cuajó un encuentro seguro, siendo clave para que el resultado final fuera de 0-0.

En la última jornada de la pasada campaña volvió a ser el elegido por el cuerpo técnico de la UD Almería para defender la puerta de su equipo ante el Albacete Balompié. Los manchegos, que se preparaban para el play-off, no fueron capaces de batir a Fernando Martínez. De este modo, el choque finalizó con un plácido triunfo para los locales por 3-0.

A esa gran dinámica, Fernando Martínez ha logrado darle continuidad en el primer partido que ha jugado esta campaña. La cuarta jornada de la Liga SmartBank ha deparado su debut, en un complicado escenario como La Rosaleda. Sin embargo, el portero estuvo a la altura, manteniendo el cerrojo en su puerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.