Fatou Kanteh vivirá un año más en las filas del Sporting de Huelva

El Sporting de Huelva sigue trabajando para mantener a las jugadoras más destacadas de su plantilla para afrontar una nueva aventura en Primera Iberdrola. Una categoría en la que seguirá jugando, vestida de albiazul, la atacante Fatou Kanteh. La futbolista gozó de la confianza de Antonio Toledo en el pasado campeonato liguero, por lo que seguirá un año más en el club andaluz.

“La delantera Fatou Kanteh ha prorrogado su contrato con el Sporting Club de Huelva hasta el 30 de junio de 2022. “Estaré dos temporadas más aquí dándoos guerra”, decía en su mensaje a la familia sportinguista. “Estoy muy contenta por renovar. Le doy gracias al cuerpo técnico, a la directiva, por confiar en mí, por darme una oportunidad y por seguir cumpliendo aquí mi sueño, que es seguir jugando en Primera División. Me he sentido muy bien tratada aquí, como en casa, la ciudad me ha encantado y vamos a seguir dando guerra otro año más en Primera División”, decía desde uno de sus puntos favoritos de la provincia de Huelva, el castillo de Aracena, lugar elegido para realizar este anuncio”, indicó el club en un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales.

Formada en las categorías inferiores de la UE Porqueres, Fatou Kanteh llamó la atención de la EDF Logroño. Un equipo por el que fichó a mediados de la temporada 2017-2018, como refuerzo para pelear por el ascenso a la máxima categoría del fútbol femenino. Así,  aportó su granito de arena en la conquista del Grupo II de Segunda División Femenina, para luego apear en el play-off tanto al Real Oviedo Femenino como al CD Tacón.

De este modo, la atacante vivió su debut en Primera Iberdrola en el curso 2018-2019. Una campaña en la que, pese a todas las dificultades, la EDF Logroño acabó atando la permanencia en la máxima categoría. La contribución de Fatou Kanteh a dicho éxito fue de un gol en 17 partidos.

Con ese bagaje a sus espaldas, Fatou Kanteh fichó por el Sporting de Huelva en el curso 2019-2020. Fue su segunda aventura en Primera Iberdrola, en la que dispuso de bastante continuidad: jugó 19 encuentros y acumuló 938 minutos. Además, pudo perforar las redes del rival en una ocasión.