Fabri González, cara a cara ante un Granada CF con el que vivió dos ascensos

Lorca FC y Granada CF afrontarán un partido de vital importancia para sus aspiraciones en la trigésimo tercera jornada de la Liga 1,2,3. Y es que, en el estadio Artés Carrasco, se medirán dos equipos con objetivos diametralmente opuestos, pero que necesitan imperiosamente la victoria. Por si esto fuera poco, el choque tendrá otro aliciente en el banquillo del brócoli mecánico: y es que Fabri González tendrá la oportunidad de reencontrarse con un Granada CF con el que hizo historia.

No en vano, Fabri González jugó un papel muy destacado en la brillante historia reciente del club rojiblanco. Y es que, bajo su tutela, el cuadro nazarí consiguió el doble ascenso: pasar, en apenas dos temporadas, de Segunda División B a Primera División. Éxitos que estarán sin duda en mente del experimentado técnico gallego este fin de semana, cuando se reencuentre con el que una vez fue su equipo.

Fabri González aterrizó en el banquillo granadino en el tramo final de la temporada 2009-2010, con el Granada CF en Segunda División B. El combinado nazarí estaba clasificado para el play-off de ascenso, aunque el objetivo con el que llegó el gallego era bien distinto. Se trataba de arrebatarle la primera plaza del Grupo IV a la UD Melilla, ya que el primer clasificado disponía de dos oportunidades de ascenso.

Finalmente, Fabri González cumplió con su cometido, consiguiendo la primera posición tras no conocer la derrota en sus ocho partidos de fase regular: seis victorias y dos empates fue su bagaje. Resultados que dieron la primera plaza a un Granada CF que disputó la eliminatoria de ascenso directo contra la AD Alcorcón. Se logró derrotar, con mucho sufrimiento, a los madrileños. Además,  lograría coronarse campeón de Segunda División B, tomando el testigo dejado por el Cádiz CF un año antes, tras derrotar en la final a la SD Ponferradina.

Ya en la temporada 2010-2011 el objetivo era bien distinto: mantenerse en Segunda División. Si bien el arranque de competición fue complicado, Fabri González consiguió revertir la situación, conformando un bloque fiable, que apostaba por un fútbol ofensivo, con contragolpes rápidos. Se hizo un equipo infranqueable en casa y menos seguro como visitante. El trabajo dio sus frutos: el Granada CF, poco a poco, fue encaramándose a la parte alta de la clasificación. Lo que parecía un mero sueño (estar en el play-off de ascenso a Primera) se convirtió en una realidad.

Un play-off donde, bajo la dirección del técnico gallego, el Granada CF consiguió hacer historia. La eliminatoria con el RC Celta de Vigo, el gol de Michu en Balaídos, el gol de Orellana en Los Cármenes, los penaltis fallados por Dani Benítez, la tanda final, Roberto. La eliminatoria contra el Elche CF, con el penalti fallado en Los Cármenes por Abel Gómez, con el golazo de Ighalo, el empate ilicitano y la locura final en el estadio Martínez Valero.

Continuó en el equipo en la temporada 2011-2012, la del regreso a Primera División. Una campaña en la que aguantó en el cargo 20 jornadas, cuando acabó siendo cesado de sus funciones. Dejó al Granada CF con 19 puntos, tras haber ganado cinco partidos, empatado cuatro y perdido 11. A pesar de ser el equipo menos goleador de todo el campeonato, el trabajo del gallego tuvo mucho mérito, pues dejó al equipo rojiblanco fuera del descenso al término de la primera vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.