Éver Banega materializó su decimotercer penalti con el Sevilla FC

En el estadio Nuevo José Zorrilla, el Sevilla FC acabó logrando un valioso triunfo justo tras la fecha FIFA de noviembre. Un triunfo que comenzó encauzando Éver Banega, al convertir (con cierto suspense, pues tuvo que ser repetido) un lanzamiento desde el punto de penalti. El argentino marcó así su primera diana del curso en una suerte en la que es todo un especialista: ya lleva 13 goles desde el punto fatídico defendiendo la zamarra nervionense.

El primer penalti que convirtió Éver Banega como sevillista fue en la fase de grupos de la UEFA Champions League de la temporada 2015-2016. Fue en la primera jornada de aquella edición de la máxima competición continental, en la que el Sevilla FC derrotó por 3-0 al Borussia Mönchengladbach. El argentino fue el encargado de anotar el segundo tanto del encuentro, superando desde el punto fatídico a Sommer en el minuto 66.

Posteriormente, en la novena jornada del campeonato liguero 2015-2016, Éver Banega logró un nuevo gol de penalti con el Sevilla FC. Un tanto que se produjo ante el Getafe CF, al que la escuadra hispalense venció por un incontestable 5-0 en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Vicente Guaita se vio obligado a recoger el balón del fondo de sus redes tras ser superado por el argentino en el minuto 49: fue entonces cuando el mediocampista ejecutó con éxito una pena máxima.

En la visita del Sevilla FC al Borussia Mönchengladbach, en partido correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League, este futbolista anotó su tercer gol de penalti con su actual equipo. Un tanto que consiguió en el minuto 91, engañando a Sommer para colocar el definitivo 4-2 en el marcador del Borussia Park.

Hubo que esperar hasta la temporada 2017-2018 para volver a ver a Éver Banega festejar un gol de penalti con el Sevilla FC. Un hito que el talentoso mediocampista logró ante el Málaga CF, en la séptima jornada. De sus botas salió el primero de los dos goles que los sevillistas le endosaron al conjunto boquerón, engañando a Roberto desde el punto fatídico en el minuto 68 de juego.

Decisivo resultó el penalti que materializó en la visita del Sevilla FC al Villarreal CF, en la decimotercera jornada de aquel campeonato liguero. No en vano, Éver Banega fue el encargado de culminar la remontada sevillista en el estadio de la Cerámica, colocando en el marcador de dicho recinto el definitivo 2-3. Así, en el minuto 77, fue capaz de superar a Mariano Barbosa desde el punto de castigo.

No volvió a marcar de penalti hasta  la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, ante el Club Atlético de Madrid. Un encuentro en el que el Sevilla FC consiguió un importante triunfo para sus aspiraciones, certificando su pase a las semifinales del torneo del k.o. tras vencer a los atléticos por 3-1. Uno de esos goles llevó la firma de Éver Banega, que en el minuto 48 superó desde el punto de castigo a Miguel Ángel Moyà.

Un portero al que en la trigésimo sexta jornada de la Liga Santander, el argentino volvió a batir en esta suerte de lanzamientos. Fue en el minuto 47 de juego, tras materializar una pena máxima que Jaime Latre decretó tras una acción en el área de la Real Sociedad entre Diego Llorente y Sandro Ramírez.

En cuanto al pasado curso 2018-2019, la primera pena máxima convertida por Éver Banega llegó en la primera jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League, en la que el Sevilla FC derrotó al Standard de Lieja por 5-1. El internacional argentino cerró el marcador en el minuto 74, tras perforar desde el punto fatídico las redes del mexicano Guillermo Ochoa.

Más tarde, en  la séptima jornada de la Liga Santander, este futbolista volvió a demostrar que es todo un especialista a la hora de abordar estos lanzamientos. Ante la SD Eibar, Éver Banega certificó la victoria del Sevilla FC tras materializar una pena máxima en el minuto 59. Todo ello, en un duelo que en Ipurúa acabó con victoria hispalense por 1-3.

Los siguientes penaltis convertidos por Éver Banega en la presente campaña llegaron en la fase de grupos de la UEFA Europa League. Primero convirtió un lanzamiento desde el punto fatídico en la visita al Akhisar, en la cuarta jornada: dicho tanto en el minuto 87 dio la victoria a los suyos por 2-3. Luego, marcó ante el FK Krasnodar en la última jornada de la liguilla, colocando el 3-0 final en el marcador en el minuto 49.

El Girona FC fue el siguiente conjunto ante el que, como sevillista, Éver Banega marcó de penalti. Fue en la decimosexta jornada de la temporada pasada, abriendo el marcador en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán: en el minuto 55 engañó a Gorka Iraizoz para poner por delante a su Sevilla FC.

Ahora, en la jornada 14 del presente curso 2019-2020, Éver Banega ha marcado un nuevo gol de penalti. Un tanto que permitió al Sevilla FC abrir el marcador en el estadio Nuevo José Zorrilla, superando a Masip en el minuto 13 de juego.