Entrevista a Rafa Perales, entrenador del Martos CD

Rafael Perales Ruiz (Baeza, 15-09-1985) afronta su segunda temporada a los mandos del Martos CD. Un equipo que se ha reforzado mucho durante el verano, incorporando a jugadores de diversas partes del globo. Sin duda, ese será uno de los grandes retos que este técnico deberá afrontar: conseguir conjuntar a estos jugadores de procedencias diversas, pero con mucho talento. Un reto atractivo e interesante, que el preparador se ve capacitado para conseguir. Muy amablemente atendió la llamada de El Córner del Sur, para valorar la pretemporada de los suyos y sus expectativas ante el inicio del campeonato.

¿Cómo afronta esta nueva temporada a los mandos del Martos CD?

La verdad es que con mucha ilusión, porque es un reto personal. Primero, por lo que es la categoría en sí y luego, por lo que conlleva un equipo plagado de jugadores de diferentes nacionalidades, idiomas… Un equipo totalmente por compactar.

La pasada campaña vivió su primera experiencia como entrenador del Martos CD. ¿Qué recuerdos tiene del curso 2017-2018?

Fue un final de temporada muy complicado. En el arranque fue muy positivo, porque conseguimos que el equipo reaccionara y que pudiera encadenar una serie de resultados positivos: en casa se mostró como un equipo solvente, dejando la portería a cero y con  varias goleadas. Luego, evidentemente, con la plantilla tan corta cuando empezaron a venir las lesiones y las sanciones, llegamos al final de Liga muy apurados. Tuvimos jugadores muy lastrados por lesiones… Fue un final de temporada sin éxito, en ese sentido.

Mirando al presente, ¿qué sensaciones le ha dejado la pretemporada del equipo?

Primeramente positivas, por la disposición de los jugadores: desde el primer momento han mostrado su compromiso y las ganas de implicarse en el proyecto. Los extranjeros han trabajado por acoplarse y adaptarse, con el tema del idioma; los de casa han arropado a esos jugadores de fuera. La actitud de la plantilla ha sido muy positiva. Luego, sí es verdad que es un hándicap importante el tema del idioma y de la adaptación de varios jugadores. Más aún cuando nos ha llevado varias semanas el cerrar la plantilla, de hecho ahora aún no está cerrada y algunos jugadores de los que se van a quedar apenas llevan una semana con nosotros.

¿Qué valoración hace de los fichajes que ha realizado el Martos CD hasta el momento? ¿Cuál es la mayor dificultad a la hora de conjuntar a tantos jugadores nuevos y con poca experiencia en Tercera División?

En principio, positiva. Ahora vamos a verlo en la competición y ante equipos de nuestra categoría. Los jugadores sabemos que tienen margen de mejora por la juventud que tienen y porque necesitan su tiempo de adaptación. A priori, hay dos o tres jugadores que sí están destacando positivamente, otros que van a necesitar más tiempo o realmente veremos si están preparados o no para esta categoría… Y con la posibilidad de incorporar a dos jugadores más.

Bueno, ahora mismo realmente la máxima dificultad es el idioma. Es un hándicap importante, puesto que a los jugadores que hablan en francés nos está costando que les lleguen los conceptos y las ideas. Sí es verdad que uno habla en inglés, que es con quien nos comunicamos en el cuerpo técnico, y él traduce. También es verdad que la llegada ahora de un delantero que habla español y francés nos va a ayudar mucho. El acoplamiento realmente del equipo, con el trabajo, las sesiones y los partidos, se va consiguiendo: va a un ritmo más lento por el hándicap del idioma.

¿Hay a día de hoy algún puesto que aún considere oportuno reforzar?

Nosotros le hemos hecho saber al Director Deportivo que nos hace falta un central de garantías, que realmente sea para competir. Hay dos o tres centrales jóvenes que necesitan tiempo: necesitan su proceso y de inicio les va a costar. Arriba necesitamos otro jugador ofensivo, ya sea un  delantero o un extremo, que pueda sumar en la faceta goleadora. En eso estamos trabajando.

¿Cómo le gustaría que jugara el Martos CD esta temporada en el Grupo IX de Tercera División?

Por mi gusto, me gustan los equipos intensos, que quieren presionar arriba y recuperar el balón lo más arriba posible. Me gusta que una vez que tengan la pelota sean verticales y tengan entre ceja y ceja la portería. Me gustan los equipos directos y verticales. No obstante, si podemos sacar la pelota combinativamente, la sacaremos. Pero también en función del rival, en función de los campos, trataremos de ser un equipo versátil y competitivo.

¿Qué valoración hace del Grupo IX de Tercera División? ¿Cuál le parece que es la mayor dificultad de la categoría?

A priori, tiene un nivel de exigencia como la temporada pasada. Sí es cierto que al no estar los filiales, que en principio se aseguran dos puestos de play-off, el resto de equipos no dejan de ser muy competitivos. Este año, sobre todo, Real Jaén, Linares Deportivo, Atlético Mancha Real, Antequera CF, CD Loja… Seguro que van a estar en la parte de arriba compitiendo.

La tremenda dificultad que hay fuera de casa: cada partido que sales de casa es una final, como quien dice. Y también, cada equipo compite: desde el primero hasta el último. No hay ningún equipo que a lo largo de la temporada se deje llevar. Está claro que el calendario está sobresaturado, hay partidos entre semana, Navidad este año… A equipos que no son profesionales, se les va a hacer la temporada muy larga.

¿Cómo puede afectarles en el Martos CD el hecho de que esta temporada vaya a haber 22 equipos?

En nuestro caso no va a ser tanta dificultad, pues al tener a tantos jugadores extranjeros, en principio no van a tener la carga de su jornada laboral. Cuando lleguen esas jornadas entre semana creo que no nos van a afectar tanto como a otros equipos. El año pasado, cuando teníamos jornadas entre semanas, confeccionar una convocatoria era muy difícil: íbamos siempre con cuatro, cinco o seis bajas. Los equipos que no son profesionales, sufren mucho ese calendario.

Su equipo comenzará la competición ante el CD El Palo, a domicilio. ¿Qué espera del encuentro?

El CD El Palo se ha reforzado bien y es un equipo muy competitivo. Sí es verdad que el año pasado, quizás se dejó un poco llevar cuando no estaba en los puestos que esperaba. Seguro que este año va a ser un equipo de la parte de arriba, con jugadores de mucha calidad y con un campo tremendamente difícil. Va a ser un partido muy competido, donde ellos van a tratar de llevar la iniciativa.

Para finalizar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como colectivo de esta temporada 2018-2019?

A nivel personal, igual que el colectivo: que seamos capaces de construir un equipo competitivo. Un equipo que por donde vaya compita y que por donde vaya deje buena imagen. Luego, a nivel de clasificación, el tiempo nos irá poniendo en nuestro sitio. La incertidumbre en cuanto a la adaptación de los jugadores está ahí, pero seguramente seamos un equipo que ponga las cosas muy difíciles. Sin ponernos límites, sin ponernos techo, trataremos de estar lo más arriba que podamos.