Entrevista a Pedro Conde, futbolista del PAS Giannina

Pedro Pérez Conde (Córdoba, 26-07-1988) cumple su segunda temporada en las filas del PAS Giannina. Un equipo en el que desembarcó el curso pasado, para afrontar el reto de competir en la Superliga de Grecia. Tras haber goleado en equipos de la división de bronce del fútbol español como Real Jaén, CD Alcoyano, UD Melilla o Mérida AD, el artillero está brillando con luz propia en el competitivo campeonato griego.

El curso pasado, fue capaz de festejar hasta 14 tantos a lo largo de los 27 partidos en los que fue alineado. Esta temporada, Pedro Conde ya ha podido perforar las redes contrarias en siete ocasiones: todo ello, habiendo jugado nueve partidos. Un gran rendimiento, que le está llevando a ser una de las figuras de la Superliga de Grecia en este curso 2017-2018. Para repasar su trayectoria en este país y la actualidad de su equipo, el atacante cordobés concedió esta entrevista a El Córner del Sur.

Esta es su segunda campaña en las filas del PAS Giannina. ¿Qué fue lo que le atrajo de la posibilidad de recalar en este club el curso pasado?

Me atrajeron la confianza que el equipo depositó en mí y el poder vivir una experiencia fuera de España. No había salido nunca de nuestro país y la verdad es que me apetecía para ver qué me encontraba. El fútbol en España está hoy día regular y entonces nos decidimos a salir fuera para probar la experiencia.

¿Cómo resultó su adaptación al fútbol griego? ¿Encontró mucha diferencia con el fútbol de nuestro país?

La adaptación fue muy buena: tenía a dos españoles aquí conmigo y ellos me ayudaron muchísimo los primeros días en la adaptación. Luego me sorprendieron mucho los compañeros griegos: la forma de ayudarme y de acogerme hizo que me adaptara y me acoplara muchísimo mejor al fútbol de aquí.

Defensivamente sí he encontrado algo más de diferencia porque se exige más en ese aspecto. Creo que es más difícil hacer gol en Grecia que en España, puesto que defensivamente van a tope, no te dejan jugar tanto. En mi posición que soy delantero, a la hora de recibir el balón de espaldas, no me dejan girarme… Además, como suele decirse también, dan mucha leña.

También tuvo la oportunidad de debutar en competición europea, jugando los encuentros de la fase previa de la UEFA Europa League ante el Odd noruego y el AZ Alkmaar holandés. ¿Qué supuso para usted disputar dichos partidos? ¿Cómo los recuerda?

Disputé dos partidos, aunque solo uno de titular. Llegué prácticamente en la semana que estábamos jugando la fase previa de la UEFA Europa League; con el Odd noruego jugó los últimos minutos de partido. Pasamos de ronda y contra el AZ Alkmaar de Holanda tuve la posibilidad de jugar completo el partido de aquí en casa. La verdad es que muy contento, porque conseguí un gol muy importante: nos daba vida porque nos permitía igualar la eliminatoria en casa con mucho partido por delante. Fue una experiencia muy bonita, aunque por desgracia no pudimos pasar de ronda por dos errores defensivos, pero bueno, ya sabemos que el fútbol son pequeños detalles.

En líneas generales, ¿qué valoración hace de la pasada temporada 2016-2017, en la que vivió su estreno en el PAS Giannina?

Soy un jugador personalmente exigente, nunca estoy satisfecho con los resultados: sí lo estoy con el trabajo, porque lo doy todo cada día en cada entrenamiento y cada partido. Con los resultados no suelo estar satisfecho porque soy muy exigente en ese aspecto. El año pasado estuvo bien la temporada, pero por desgracia tuve una lesión al final del campeonato y me perdí los últimos cuatro o cinco partidos. En líneas generales estoy contento con el año que hice aunque sinceramente me hubiera gustado haberlo hecho mejor, aunque con las posibilidades que tuve durante el año la verdad es que estoy contento en ese aspecto.

¿Qué cambios ha notado en el PAS Giannina con respecto a la temporada pasada?

Prácticamente el equipo ha mantenido el bloque, excepto cuatro o cinco nuevos fichajes. Básicamente el bloque es el mismo, por lo que no hay mucha diferencia del año pasado a este. Lo que sí he notado es una diferencia en la Superliga, ya que cualquier equipo le puede ganar a cualquiera. El año pasado, los llamados a ser campeones como eran el Olympiacos, el PAOK, AEK o Panathinaikos estaban un poco más desmarcados: se sabían que iban a quedar entre los cuatro primeros. Este año hay bastante más competitividad e incluso es mucho más complicado hacer goles y ganar partidos.

Si tuviera que destacar una virtud y un defecto, a estas alturas de competición, de su equipo sobre el terreno de juego, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

La verdad es que me cuesta sacarle defectos a mi equipo, porque somos bastante competitivos. Si no fuera por pequeños detalles estaríamos mucho más arriba en la clasificación. Defectos no le puedo sacar porque creo que somos un conjunto muy competitivo tanto en ataque como en defensa.

Al PAS Giannina le podría sacar muchísimas virtudes, pero si tuviera que destacar alguna es que somos un equipo muy compacto y muy rocoso. Es muy difícil que nos creen ocasiones, aunque en el campeonato nos hayan metido goles en todos los partidos con la mala fortuna de que han sido por acciones fortuitas. Por detalles así se nos han escapado puntos, aunque somos un equipo muy rocoso y es una de nuestras grandes virtudes.

¿Qué balance hace de la temporada realizada por el PAS Giannina hasta la fecha? ¿Se están cumpliendo las expectativas que tenían marcadas en el club?

El nuestro es un club muy humilde: está preparado para estar en mitad de la tabla. Sí es verdad que al tener el gran grupo humano que tenemos podríamos estar un poco más arriba, pero las expectativas del club son de estar bien situados, en la mitad-alta de la tabla. No tenemos una exigencia de estar entre los cinco primeros aunque yo sí me la marco: quiero estar en esos puestos para poder jugar competiciones europeas. Pero sin embargo, si tenemos en cuenta las exigencias del club, estamos bien.

A nivel personal, esta campaña se perdió los primeros compromisos de su equipo por lesión. ¿Cómo vivió esos momentos en los que no pudo ayudar al PAS Giannina sobre el terreno de juego?

La verdad que mal. Pienso que siempre que un jugador se lesiona, lo pasa mal: lo que quiere un futbolista es jugar. Aunque en los entrenamientos también se disfruta, pero donde verdaderamente tú disfrutas es en el partido. Entonces, perderte cuatro o cinco partidos que me perdí a principios de temporada por esa pequeña microrrotura no fue por así decirlo una broma de buen gusto. Pero bueno, eso es agua pasada: miramos hacia adelante y eso es lo que importa.

Una vez se produjo su vuelta, ha hecho gala de un gran olfato goleador. ¿Cómo valora sus actuaciones recientes? ¿Dónde cree que puede estar la clave de este buen momento?

Pienso que siempre se está bien de cara a puerta: lo que influye es el tener la ocasión o no tenerla; el estar en el momento adecuado o no estar en ese momento. De estos partidos que he jugado solo en uno no conseguí marcar y no fue que no estuviera poco acertado de cara a puerta: fue que no tuve una ocasión clara para poder hacer gol. La clave que doy es la confianza que un jugador puede tener y el compromiso del equipo. Soy de los que piensan que si el equipo no te apoya, un jugador no puede hacer nada.

¿Qué supone para usted estar entre los máximos realizadores de la Superliga de Grecia?

Es un orgullo estar entre los máximos goleadores. La verdad es que siempre, por suerte o por desgracia, al delantero se le mira por goles. Aunque pienso que un delantero tiene muchas más cosas que gol pese a que la mayoría de la gente solo mira al delantero por los goles. Creo que es un fallo, aunque esa es mi humilde opinión. Es un orgullo estar entre los máximos realizadores, aunque eso son circunstancias: no me centro en ese factor, me baso en trabajar día a día y ayudar a mi equipo en lo que pueda. Tengo claro además que no soy un jugador avaricioso; no pienso que por estar entre los máximos realizadores me obsesiono con el gol. Lo que de verdad me obsesiona es trabajar día a día y mejorar día a día, que es lo verdaderamente importante para llegar a lo que uno quiere.

Háblenos de la afición del PAS Giannina. ¿Cómo viven los encuentros de su equipo?

Aquí hay bastante afición al fútbol. Nuestro equipo tiene bastante afición, tiene muchísimos fans. Hay muchos fanáticos del club y eso ayuda. Personalmente eso a mí me gusta: prefiero estar en un club en el que por fallar un pase te griten para que estés más centrado que estar en uno donde dé igual si fallas o no un pase. En ese aspecto nuestra afición es top y por eso estoy contento.

Para finalizar, ¿qué espera tanto en el plano personal como en el plano colectivo de este curso 2017-2018?

En el plano personal espero que nos respeten las lesiones que en este deporte siempre estamos expuestas a ellas y en el plano colectivo espero que sigamos como estamos. Lo importante es seguir bien situado y cuando llegue esa buena racha, que seguro que va a llegar, tiraremos para arriba. No soy un jugador al que le guste ponerse límites tanto a nivel colectivo y personal porque pienso que te hacen peor futbolista. Lo pensaba, lo pienso y lo pensaré: solo me dedico a trabajar y a mejorar cada día, aspirando a lo máximo que se pueda. No pongo límites: solo trabajar día a día, mejorar día a día y no lesionarnos, que es lo más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.