Entrevista a Jorge Garcés Torres, entrenador del Poli Almería

Jorge Garcés Torres afrontará en esta temporada 2018-2019 un atractivo reto a los mandos del Poli Almería. Un club que, finalmente, tendrá la oportunidad de competir en el Grupo IX de Tercera División. Consciente de la dificultad que tendrá pelear en la categoría, el técnico trabaja para que su equipo llegue en el mejor estado posible al arranque liguero. Para hablar del trabajo desarrollado en esta pretemporada y de sus expectativas ante el debut ante el CD Huétor Tájar, el estratega concedió esta entrevista a El Córner del Sur.

¿Cómo afronta esta nueva temporada a los mandos del Poli Almería?

Bueno, pues es una temporada muy ilusionante. La esperamos con mucha dificultad porque somos un equipo nuevo en la categoría. A pesar de nuestras dificultades, estamos formando un equipo joven. Seguramente seremos un equipo competitivo, con  la idea de conseguir nuestro objetivo.

La pasada campaña su equipo cuajó un gran año en División de Honor Andaluza, ¿cómo recuerda el curso 2017-2018?

La verdad es que no era nuestro objetivo principal, ya que buscábamos salvarnos. Hace dos temporadas no llegamos a estar en descenso, pero nos salvamos matemáticamente quedando dos jornadas. Para el año pasado queríamos mejorarlo y pasarlo mucho más tranquilo, pero llegada la mitad de la temporada los puntos se habían conseguido y estábamos en la zona alta. Nos planteamos entre los jugadores y el cuerpo técnico seguir mirando partido a partido e intentar aguantar el tirón. Al final conseguimos esa tercera plaza que nos dio la opción más tarde de conseguir el ascenso.

¿Cómo ha vivido toda esta incertidumbre en torno a si finalmente su equipo iba a poder competir en el Grupo IX de Tercera División?

La verdad es que primeramente nos lo confirmaron y luego hubo un cambio… Fueron momentos de estar descolocados, de no entender mucho. En todo momento, la directiva nos dio la tranquilidad de saber que estaban trabajando para que se hiciera justicia, que ha sido lo que ha pasado al final. Sí es verdad que estuvimos 15 o 20 días esperando noticias y una confirmación oficial con bastante incertidumbre, tanto por parte de los jugadores como por parte de mis compañeros de cuerpo técnico. En todo momento confiamos en la directiva y se consiguió. Eso ya está olvidado y lo que importa es que vamos a competir en Tercera.

¿Qué valoración hace de lo que lleva trabajado con el Poli Almería en esta pretemporada?

Bien, la verdad es que en esta pretemporada estamos ajustando con jugadores nuevos nuestra filosofía y nuestro sistema. Va poquito a poco, pero va avanzando bien. Con los jugadores nuevos estamos intentando conocerlos, porque me gusta conocer a los jugadores tanto para adaptarnos a ellos como para que se puedan adaptar a nuestro sistema. Tenemos la suerte de que la columna vertebral del equipo de otros años ya me conocen y eso me viene bien para que los nuevos se adapten. Estoy muy contento y hay que seguir trabajando: quedan tres semanas y esperemos llegar bien al primer partido.

¿Cómo valora los refuerzos que por el momento le están llegando para afrontar la campaña en el Grupo IX de Tercera División? ¿Hay alguna posición que aún considere oportuno reforzar?

Los refuerzos que hemos tenido me han dejado muy contento. Son jugadores que han mostrado interés por estar aquí desde el principio. Son jugadores jóvenes, ambiciosos y con experiencia en la categoría. Estamos súper contentos por la confianza que han demostrado y con las ganas con las que están trabajando: tienen ganas de competir y de ganarse un puesto.

Todavía estamos esperando, pero prácticamente tenemos las posiciones cubiertas. Lo que buscamos a lo mejor son futbolistas polivalentes: casi todas las posiciones están dobladas. Buscamos jugadores polivalentes o mediocampistas que puedas jugar de segundas puntas. Ese es el perfil que buscamos y también, que ayuden a mejorar la plantilla.

¿Cómo le gustaría que jugara el Poli Almería la próxima campaña en el Grupo IX de Tercera División?

Como venimos haciendo desde que soy entrenador del equipo. Competir e intentar buscar al rival en campo contrario, tratando de robar lo antes posible para hacer daño. Sabemos que en Tercera División los rivales son de mucho nivel y que tendremos que mejorar mucho en fase defensiva. Me gusta atacar rápido: el objetivo principal será buscar la portería rival lo antes posible y cuanto antes se pueda robar, pues mejor.

¿Qué valoración hace del Grupo IX de Tercera División? ¿Cuál le parece que es la mayor dificultad de la categoría?

La valoración es que en los últimos cuatro años está subiendo el nivel. Hay equipos que están apostando fuerte y eso hace que haya jugadores incluso de Segunda B que bajen un escalón y que haya jugadores de filiales que acaben en este grupo. Eso hace que haya un nivel muy alto. Quizás hay ocho o 10 equipos muy fuertes y los otros 12 están peleando por no estar en la parte baja.

La mayor dificultad para nosotros, evidentemente somos un equipo muy humilde y solamente contamos con jugadores de Almería. Estamos muy orgullosos de nuestra filosofía. Somos un club muy joven, que económicamente cuenta con una gran diferencia presupuestaria con los demás. Competimos con equipos profesionales como el Real Jaén o el Linares Deportivo… Esa diferencia a lo largo de la temporada se traducirá en puntos. Pero bueno, intentaremos pelear los 42 partidos para estar lo más arriba posible.

En el caso concreto del Poli Almería, ¿cómo afecta a nivel de organización el hecho de que la próxima campaña haya 22 equipos?

Hombre, a nivel económico es un gasto más. Esa es una realidad: dos desplazamientos que tocan, cuatro arbitrajes más, dos dietas más… Económicamente afecta. Además, nuestros jugadores son amateur, tenemos jugadores que trabajan y tienen sus vacaciones. A nosotros nos perjudica que en Navidad no haya vacaciones o que todos los puentes tengamos que jugar. Pero bueno, todos los años hemos podido salir adelante e intentaremos ser lo más competitivos posible.

Su equipo arrancará la competición en casa, recibiendo la visita del CD Huétor Tájar. ¿Qué espera del encuentro?

Desde el punto de vista del club es un día muy importante. A nivel deportivo será complicado porque el CD Huétor Tájar viene en los dos últimos años de hacer un cuarto y un quinto puesto: este año creo que también va a andar por la zona alta. Jugamos en nuestro campo, con nuestra gente e intentaremos dar la cara para ponerles las mayores dificultades posibles para explotar nuestras virtudes. En esa primera jornada, sobre todo que la gente del club disfrute: la directiva y la afición, que se lo merecen. Nosotros intentaremos puntuar ante un equipo que seguramente estará en la parte alta.

Para finalizar, ¿qué expectativas tiene tanto en el plano personal como en el colectivo del curso 2018-2019?

En el plano personal, mis expectativas son trabajar: mi compromiso hacia el club es el mismo o más si cabe que en los últimos seis años. En cuanto al club y al equipo, mentalizarnos de que va a ser un año duro pero en el que vamos a disfrutar. Vamos a tener que ir partido a partido para pelear por la salvación.