Entrevista a Jorge Canillas, futbolista del FC Blau Weiss Linz

Jorge Peláez Sánchez, conocido futbolísticamente como Jorge Canillas (Málaga, 29-09-1996) afronta en esta temporada 2018-2019 su primera aventura fuera del fútbol español. Tras haber jugado en clubes como Granada CF “B”, Linares Deportivo o Écija Balompié, el delantero aceptó la oferta del FC Blau Weiss Linz. Un conjunto de la categoría de plata del fútbol austríaco, con el que comenzará la próxima semana el campeonato liguero. Para analizar sus primeros pasos en el club y sus expectativas ante el inicio de la campaña, el joven futbolista concedió esta entrevista  a El Córner del Sur.

Recientemente ha recalado en las filas del FC Blau Weiss Linz, de la Segunda División de Austria. ¿Cómo se produjo su llegada a este conjunto? ¿Qué fue lo que le atrajo de la posibilidad de afrontar este nuevo reto en su carrera?

Bueno, la verdad es que llevaban tiempo siguiéndome. Contactaron conmigo a través de mi representante, me hicieron la propuesta para jugar aquí y no me lo pensé.

Considero que es una rampa para llegar a otras Ligas europeas: es un buen escaparate.

¿Cómo están siendo sus primeros pasos en el FC Blau Weiss Linz? ¿Cómo está viviendo la pretemporada?

Estoy muy contento. Desde que llegué, me están tratando fenomenal. Han depositado mucha confianza en mí y eso lo agradezco. Está siendo una experiencia magnífica, tanto en lo profesional como en lo personal también. Ahora, tengo que tratar de hacer las cosas lo mejor posible, ir paso a paso: es un cambio importante para mí. Pero ya te digo, considero que es un escaparate.

La pretemporada, yo pensaba que iba a ser muy intensa. No nos están metiendo mucha carga física. Sorprendentemente, pensaba que era más físico y la carga de entrenamientos que tenemos está siendo toda con balón. La verdad, es que todo muy bien.

¿Qué destacaría del club en el tiempo en el que lleva en él?

¿Qué destacaría? La profesionalidad. A pesar de ser Austria, con una Liga europea a lo mejor menor, me sorprende la profesionalidad que hay. Las instalaciones, los medios… Súper bien.

¿Existe mucha diferencia a nivel organizativo y de cultura futbolística entre Austria y España?

Salvando las distancias, España tiene la mejor Liga del mundo. Este es un fútbol más intenso: quizás menos técnico, pero con mucho ritmo y mucha intensidad. Todo ello, muy profesional también.

¿Qué destacaría de su entrenador? ¿Cómo están siendo estas primeras semanas de trabajo con él?

Es un entrenador muy cercano a los futbolistas. Me gusta su idea de juego, con una presión intensa después de perder la pelota y un juego vertical, que a mí me viene bien. Y también destacaría la cercanía que tiene con el futbolista.

Cuando queda poco más de una semana para el inicio de la competición liguera, ¿qué virtud y qué defecto sobre el terreno de juego destacaría de su equipo en estos momentos?

Las virtudes que destacaría son el compañerismo que hay y la solidaridad que hay dentro del terreno de juego: todo el mundo trabaja. En cuanto a defectos, no te podría decir porque llevo aquí prácticamente tres semanas.

¿Qué referencias tiene de la Segunda División de Austria? ¿Qué le han contado sus compañeros del campeonato?

Me han contado que es una Liga muy pareja. Es un campeonato en el que no hay mucha diferencia entre los equipos: es una Liga muy regular. Además, me han comentado que en cualquier cambio es muy difícil ganar.

¿Cuáles son las expectativas de su club de cara a este curso 2018-2019?

El club ha dado un cambio grande de la temporada pasada a esta. Este año el club ha hecho un buen proyecto y su objetivo es poder luchar por el ascenso.

¿Qué expectativas tiene de cara al debut en la competición, visitando al SC Wiener Neustadt?

Espero un partido con mucha intensidad. Un partido que seguramente será de tú a tú y el que tenga menos errores podrá llevarse los tres puntos.

Esta será su primera experiencia lejos del fútbol español, donde ha podido jugar en equipos de Segunda División B como el Granada CF “B”, el Linares Deportivo o el Écija Balompié. ¿Qué le han aportado estas experiencias en la categoría de bronce?

Para la edad que tengo, me han aportado mucha experiencia. En Granada aprendí mucho: además, me ayudó el tener compañeros de muchas nacionalidades. Entonces, el estar aquí tampoco me viene grande, con compañeros que tienen otros idiomas. Eso fue una cosa que estar allí me aportó bastante. En el Linares Deportivo y en el Écija Balompié me sentí bien, gané bastante experiencia.

Para finalizar, ¿cuáles son sus expectativas a nivel personal de cara a esta etapa en el fútbol austríaco?

Tratar de hacer las cosas bien, ir paso a paso. Es un cambio brusco para mí porque es el primer año que estoy fuera de España. Intentaré ayudar al equipo y hacer muchos goles. Quiero hacer los máximos goles posibles para intentar dar el salto a una Liga potente europea.