Entrevista a Adrián Badillo, futbolista del Alhaurín de la Torre CF

Adrián Francisco Badillo Soler (Málaga, 08-02-1992) es uno de los pesos pesados del Alhaurín de la Torre CF. El zaguero lleva en el club desde la temporada 2012-2013, afrontando en este curso una nueva aventura en el Grupo IX de Tercera División. Su equipo está cuajando un gran inicio de curso en su regreso a la categoría, logrando 10 de los primeros 15 puntos que ha habido en juego. Un brillante inicio, del que muy amablemente el futbolista habló en esta entrevista a El Córner del Sur.

¿Qué sensaciones le están dejando las actuaciones del Alhaurín de la Torre CF en este inicio de curso?

La verdad es que tanto el cuerpo técnico como los propios jugadores estamos bastante contentos de cómo ha comenzado la temporada. Creo que en un equipo recién ascendido es complicado y más, con las dificultades económicas que tenemos. Ha sido una grata sorpresa. También parte importante de todo esto es que mucha parte del equipo ya estaba del año pasado, consiguiendo el ascenso. Tanto dentro como fuera del campo somos compañeros y somos amigos. Eso es bastante importante a al ahora de conseguir lo que estamos consiguiendo: que de 15 puntos, estemos con 10.

Su equipo puede presumir de ser, en estos momentos, el mejor recién ascendido del Grupo IX de Tercera División. ¿Qué significa esto para ustedes?

Es algo importante. Ni se esperaba el año pasado el ascenso, ni este año estando en Tercera División se esperaba el inicio que ha tenido el equipo. Es muy ilusionante por parte de todos, pero tenemos que ir poco a poco porque esto no ha hecho más que empezar. Llevamos cinco jornadas y hay que ir paso a paso, pero el equipo está muy ilusionado y con muchas ganas de trabajar.

Si tuviera que destacar, en estos momentos de campaña, una virtud y un defecto de su equipo sobre el terreno de juego, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

Si tuviera que destacar una virtud, lo que te he comentado antes: somos un equipo ante todo. Las cosas, tanto si salen bien como si salen mal, somos un equipo que si tenemos que morir en el campo morimos todos juntos. Un defecto, creo que hay ciertas fases de los partidos en las que nos cuesta un poco entrar en juego. Nos despistamos un poco, pero yo creo que es un poco por el cambio de categoría: estábamos acostumbrados el año pasado a División de Honor y este año, en Tercera División, no tiene nada que ver.

La pasada jornada, el Alhaurín de la Torre CF sumó tres importantes puntos ante la UDC Torredonjimeno. ¿Cómo recuerda el encuentro?

Fue un partido muy bonito. El equipo comenzó perdiendo porque nos marcaron un gol pronto. Fue un varapalo, pero nos supimos sobreponer con mucha garra y mucha entereza. La verdad es que fue una grata sorpresa, pero creo que justa y trabajada por parte de todos.

¿Dónde cree que estuvo la clave de la victoria?

En el descanso. Tanto por la charla que nos dio el entrenador como por nosotros mismos. Cuando entramos en el vestuario, el míster siempre nos deja tiempo para estar a solas, para que los propios jugadores comentemos lo que hemos visto: los errores, los fallos, para dar nuestras opiniones… Ahí estuvo la clave. Sin que él siquiera hubiera entrado al vestuario, nosotros mismos ya nos dimos cuenta de lo que estábamos haciendo mal. Estábamos todos de acuerdo y sabíamos qué hacer para revertir la situación.

En el plano personal, está siendo titular en todos los encuentros que ha disputado su equipo. ¿Cómo se está viendo sobre el terreno de juego?

Me siento bastante bien. Este ya es mi séptimo año en el club y es el que he empezado con mejores sensaciones. Me siento físicamente muy bien, con la confianza del entrenador. Eso es importantísimo. Y tengo que ir trabajando día a día para mejorar. También tengo que seguir apretando, porque por los compañeros vienen detrás: por muchos años que lleves y por mucha confianza que tengas, tienes que ganártela día a día en los entrenamientos y en cada partido.

¿Qué ha supuesto para usted regresar esta temporada al Grupo IX de Tercera División?

Hombre, ha sido bastante especial. Siempre hemos sido un club que cuando ha estado en Tercera División ha luchado por no descender, cuando hemos bajado hemos luchado por ascender. Han sido temporadas complicadas, que pesan mucho. El año pasado no se comenzó con la idea de ascender. Fue pasando el año y vimos que teníamos posibilidades, que éramos un candidato fuerte. Tanto para el club como para el cuerpo técnico todo ha sido muy especial y totalmente inesperado. Estamos muy contentos de volver a jugar en Tercera División.

¿Cómo ve el Grupo IX de Tercera División esta temporada? ¿Cuál le parece que es la mayor dificultad de esta categoría?

La veo extraña, la verdad. Se están dando muchas sorpresas. Equipos que a priori parecían candidatos y que por presupuesto deberían estar más fuertes y más arriba, les están costando sacar partidos. Y equipos recién ascendidos como nosotros o el CD Alhaurino, o el Juventud de Torremolinos CF que aunque no sea un recién ascendido no se preveía que fuera a estar arriba, están dando sorpresas. Para la competición es muy sano que no sean siempre los mismos los quie estén arriba. También, que haya mucha competitividad entre todos los equipos del grupo: eso hace que todo sea mucho más bonito y mucho más emocionante.

Creo que la veteranía de muchos equipos con los que se encuentra uno. En definitiva, somos un equipo joven y eso, como te he comentado antes, hace que en muchas fases del partido nos cueste entrar. Te encuentras con equipos con jugadores muy veteranos y ese creo que es el mayor hándicap que te puedes encontrar en Tercera División.

Este fin de semana el Alhaurín de la Torre CF se desplazará para enfrentarse al Atlético Mancha Real. ¿Cómo ve a su próximo rival? ¿Por dónde pasan las opciones de su equipo de conseguir un resultado positivo?

Hombre, a priori es un rival complicado con un campo complicado. La hora del partido tampoco ayuda porque nos vamos a tener que dar un madrugón, con muchas horas de autocar. Pero bueno, estamos acostumbrados: es lo que toca semana tras semana. Vamos con mucha ilusión de traernos los tres puntos, pero es complicado. Ellos son los favoritos, nosotros somos los recién ascendidos. Trataremos de trabajar para traernos un resultado positivo y seguir en la parte alta de la tabla.

Primero, siendo un equipo en todos los aspectos. Ese es uno de los puntos fuertes de nuestro equipo. Y otra parte importante es que nuestro goleador siga sumando semana tras semana. Lleva seis goles y que siga enchufado: que vuelva a marcar para llevarnos los tres puntos. Ahí pueden estar las dos claves.

Para finalizar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo esta temporada?

Pues mira, a nivel personal intentar hacerlo lo mejor posible y superarme partido tras partido. Me ha gustado mucho mi inicio de temporada y estoy bastante contento. A nivel colectivo no nos ponemos ninguna meta. Estamos muy ilusionados, pero esto no ha hecho más que empezar. Hay que seguir trabajando y todos, lo que tenemos en la cabeza, es la salvación. Una vez esté conseguida, pensaremos en metas mayores. Pero primero la salvación: ha costado mucho conseguir la categoría y una vez que la tengamos en la mano, que sea lo que tenga que venir. Trabajaremos tanto por la salvación como para lo que venga después.