Entrevista a Teresa Vega, futbolista del Río San Pedro CD Femenino

Teresa Vega Cabeza defiende en este curso 2019-2020 los colores del CD Río San Pedro Femenino. Un equipo en el que esta futbolista ejerce labores de capitana, tratando de aportar su granito de arena en una categoría tan compleja como es la Segunda Andaluza Femenina de Cádiz. Muy amablemente, atendió a El Córner del Sur para repasar lo que está dando de sí esta campaña en su equipo.

Lo primero, háblenos de su trayectoria en el mundo del fútbol.

Empecé jugando a fútbol en la categoría de infantil, en el C.D. La Salle: un equipo mixto de Puerto Real con 13 años. Pero solo estuve una temporada y media. Luego comencé a jugar a fútbol sala en el C.D. Puertorrealeña de portera. A la temporada siguiente el entrenador se fue a entrenar al C.D. Juventud Chiclana a donde algunas compañeras y yo fuimos con él, ya esa temporada como jugadora. Hace cuatro temporadas me incorporé al C.D. Río San Pedro, aunque la temporada pasada no pudimos sacar equipo. Por ello la pasada campaña estuve jugando casi media temporada en el Campo Aviación Loreto. C.F. con el que no terminé la por motivos personales. En el momento que me enteré que este año el C.D. Río San Pedro volvía a sacar la categoría Senior no dudé en volver a formar parte del equipo.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Me definiría como una jugadora con ganas de luchar y trabajadora para seguir creciendo en el mundo del fútbol. También me considero una jugadora humilde y con mucha ilusión.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha podido ser el mejor momento que ha vivido en un terreno de juego?

Mi primer partido oficial, ya que tuve que trabajar mucho día tras día durante casi media temporada para conseguir un puesto en un equipo mixto en el que era la única niña y como quien dice estaba empezando. Por ello no sé si fue mi mejor momento, pero para mí fue muy importante ya que fue mi comienzo en el mundo del fútbol y tuve que trabajar mucho para conseguirlo.

Esta temporada juega en las filas del Río San Pedro CD. ¿Cómo valora el rendimiento de su equipo en estos primeros partidos del campeonato?

Pues tengo que decir que estamos trabajando mucho, somos un equipo totalmente nuevo que hemos empezado este año desde cero y que poco a poco vamos mejorando.

¿Cuál diría que es la mayor virtud de su equipo sobre el terreno de juego?

La ilusión y  las ganas de seguir mejorando.

¿Qué destacaría de la labor desarrollada desde el banquillo por su entrenador?

La figura del entrenador es muy importante en el equipo y creo que nuestr@s entrenadores están manejando bien la situación y nos están ayudando a construir este equipo tanto en los terrenos de juego como fuera de ello. Están haciendo un buen trabajo.

El fin de semana pasado, su equipo rindió visita al Bazán Grupo Empresa Femenino. ¿Cómo vivió el encuentro?

Fue un partido muy difícil contra un equipo que va cuarto en liga y que está formado por grandes jugadoras. Nosotras no hicimos nuestro mejor partido, pero el equipo lo sabe y sigue trabajando para mejorar, contamos con muy buenas jugadoras en plantilla y con grandes incorporaciones que van llegando poco a poco. Somos un equipo como bien dije antes totalmente nuevo pero que le ponemos ganas, ilusión y mucho trabajo semana tras semana para mejorar y seguir creciendo.

¿Dónde cree que pudo estar la clave del choque?

Hicimos unos primeros 30 minutos muy buenos aguantando fuerte atrás e intentando sacar el balón jugado. Cometimos un fallo tonto del cual llegó el primer gol. En la segunda parte creo que nos faltó concentración y sobre todo confianza en nosotras mismas, agachamos la cabeza y no seguimos peleando el partido.

A nivel personal, ¿cómo se está encontrando en este inicio de competición?

Estoy dando mi 100% pero no me conformo con ello, por eso trabajo todos los días para mejorar y conseguir dar el 300% de mí en cada partido. Ahora mismo tengo muchas  ganas e ilusión de seguir trabajando tanto a nivel personal como con el equipo.

¿Qué significa para usted ser capitana del equipo?

Es una gran responsabilidad. Ser capitana supone mantener la cabeza en su sitio todo el tiempo, no perder la calma, saber celebrar las alegrías con el equipo, pero sobre todo saber levantar la cabeza y animar al equipo para que no baje los brazos y sigamos luchando hasta el final. Llevar el brazalete es un gran privilegio.

Mirando a la categoría, ¿cómo ve la Segunda Andaluza Femenina de Cádiz?

Es una liga muy disputada, en la que compiten grandes equipos con grandes jugadoras en sus filas.

¿Cómo considera que es, a día de hoy, el estado del fútbol femenino en la provincia de Cádiz?

Considero que cada vez se nos escucha más, cada vez tiene más voz y la gente lo apoya más, y aunque todavía al fútbol femenino le queda mucho por pelea, la situación ha mejorado y estamos consiguiendo que se llegue a valorar como lo que es, un deporte exactamente igual que el fútbol masculino.

Para acabar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a este curso 2019-2020?

A nivel colectivo creo que si seguimos trabajando como lo hacemos cada semana podemos hacer grandes cosas y no te digo ganar la liga en nuestro primer año, pero sí hacernos oír y llegar a dar alguna que otra sorpresa.

Y a nivel individual solo espero seguir mejorando y poder ayudar a mi equipo en todo lo posible y más.