Entrevista a Seco, futbolista del Loja CD

José Antonio Moral Gómez, Seco, (El Fargue, 24-02-1987) ha sido uno de los pilares sobre los que se ha asentado el Loja CD en este curso 2018-2019. El veterano futbolista ha tenido la oportunidad de jugar 35 partidos en el Grupo IX de Tercera División, ayudando a que su equipo se situara en séptima posición en el campeonato. Muy amablemente, atendió la llamada de El Córner del Sur para repasar lo que ha dado de sí esta temporada en el cuadro lojeño.

El Loja CD finalizó la campaña en séptima posición en el Grupo IX de Tercera División. Una vez acabada la competición, ¿qué sensaciones le ha dejado la temporada realizada por su equipo?

La verdad es que estoy muy satisfecho con la temporada del equipo. Al principio de temporada se marcó el objetivo de estar en esas posiciones: séptimo, sexto y con algo de suerte poder luchar por los puestos de privilegio. Sabíamos que teníamos equipos por delante con mucho más presupuesto que nosotros y con mucha más plantilla. Este año, el número de jugadores en las plantillas ha sido importante: con tantas jornadas, las plantillas que tenían un número de jugadores elevado tenían cierta ventaja.

¿Cómo vivió los primeros pasos del equipo esta campaña en el Grupo IX de Tercera División?

Con algunas dudas. Es verdad que se nos fueron los referentes en ataque, Antonio y Fefo. De ahí, Diego tuvo que reinventarse, firmando a nuevos jugadores en las posiciones ofensivas. Hubo incluso algunos cambios en el sistema de juego por parte del míster y nos costó un poco. Pero bien. Se mantuvo la mayoría del bloque aunque en la parte de arriba, al irse dos jugadores con 50 goles del año anterior, nos hizo empezar con algunas dudas. Se solventaron bien y entre unos y otros, los goles se han repartido algo más. Hemos hecho una temporada muy digna para el presupuesto y la plantilla que teníamos. Estoy muy satisfecho.

El equipo tuvo opciones de engancharse a la lucha por la cuarta plaza, pero no terminó de conectar con la zona de privilegio. ¿Qué cree que les acabó faltando para conseguirlo?

Quizás, en algunos partidos en los que hemos estado muy cerca del Antequera CF te diría que algo de fortuna. No me refiero de cara a portería… Sino al tema de los lesiones. El club hizo una apuesta importante por Corbacho y en muchas jornadas no lo hemos tenido. Fíjate cómo ha acabado la temporada, con 15 goles. No sabemos, porque eso nunca se puede saber, lo que hubiera pasado con Corbacho toda la temporada, pero yo he echado de menos esa referencia en ataque. El equipo llegaba fácil a la portería rival, pero no hacía goles. De haber tenido esa pizca de suerte con las lesiones, podríamos haber estado un poco más arriba.

¿Qué destacaría de la labor desarrollada desde el banquillo por su entrenador?

La labor de Diego, que se acaba de despedir de nosotros porque quiere afrontar nuevos retos, la califico como espectacular. Nunca había tenido un entrenador tan cercano, tan humilde ni tan grande defendiendo al jugador. Para él, el futbolista es algo importantísimo. Lo defiende a capa y espada, en la victoria y en la derrota. Lo que destacaría de él es el valor humano que transmite día a día. Parece uno más en el vestuario. Tiene una trayectoria amplísima, consiguiendo meter al Martos CD en el play-off. Le imprime un carácter importantísimo al equipo.

A nivel colectivo, ¿cuál cree que ha podido ser la mayor virtud del Loja CD esta campaña?

Creo que la mayor virtud ha estado en saber nuestras limitaciones, que no podíamos competir contra los equipos de arriba: nuestro valor era el unirnos, el estar juntos, el defender bien… Todo, ante plantillas muy superiores a la nuestra. En el fútbol hay que ser consciente de que puedes tener a un rival superior, pero con tus armas puedes hacerle daño. Hemos ganado en campos como los del Linares Deportivo o el CF Motril. Puedes tener enfrente a un rival superior, pero sabiendo que si tienes mucha intensidad le puedes ganar.

¿Qué papel cree que ha jugado esta campaña la afición del Loja CD?

La afición del Loja CD juega su papel. El número de aficionados está decayendo año tras año, porque los objetivos son diferentes. No es lo mismo el campo hace siete años cuando el equipo estaba en play-off que ahora. Los escenarios y los contextos son diferentes. Siempre hay unos incondicionales que siempre van al campo, apoyan y ayudan: para mí, nos ayudan mucho. A pesar del resultado están con el equipo. Claro está que me gustaría poder ver las gradas más pobladas, pero los objetivos del club  son diferentes y no es lo mismo llenar un campo cuando el equipo va primero o segundo que cuando va séptimo. Eso es una realidad.

En líneas generales, ¿cómo ha visto esta campaña el Grupo IX de Tercera División?

Lo he visto muy fuerte. Ha sido uno de los años más fuertes que yo recuerdo. He jugado toda mi carrera en este grupo y no recuerdo un año tan fuerte. A pesar de que no ha habido ningún filial. El tema de los descensos ha hecho que haya sido una competición durísima; en otros años, cuando descendían tres equipos, en la segunda vuelta los equipos que estaban en la mitad de la tabla se dejaban ir. Ahora mismo, pueden bajar siete u ocho equipos. Eso ha hecho que sea una competición muy complicada para todos. El perder dos partidos te situaba en una posición crítica. No recuerdo una competición tan difícil como la de este año.

¿Ha habido algún equipo que le haya podido sorprender especialmente?

Los cuatro de arriba tenía claro desde el principio que iban a acabar así. No me sorprende que equipos como Real Jaén, Linares Deportivo, Antequera CF o CD El Palo hayan acabado arriba. Me ha gustado mucho el Poli Almería, a pesar de ser un recién ascendido. Me ha gustado mucho cómo ha competido: cuando vino a Loja compitieron muy fuerte. El CD Torreperogil también me ha gustado cómo ha competido en su estadio. En el lado contrario, los equipos de Granada no me han gustado tanto. Es una pena que se hayan ido equipos como el Guadix CF o el Atarfe Industrial.

Ha podido participar en 35 partidos, logrando cinco goles. ¿Cuáles han sido sus sensaciones sobre el terreno de juego?

Me he encontrado bien, a pesar de los años y de las temporadas que ya van pesando. He estado a gusto. Diego para mí ha sido fundamental. Hace dos años iba a dejar el fútbol por temas personales y he vuelto a recuperar la ilusión por el fútbol. Apenas he tenido lesiones este año. Me he adaptado muy bien a la posición de central y estoy muy contento. Asumiendo el rol de veterano, de ayudar a los jóvenes y de estar cerca del míster. Estoy con muchas ganas de seguir y con mucha ilusión.

Para acabar, ¿cuál ha podido ser el mejor momento de la temporada para usted? ¿Y el menos positivo?

El momento más positivo fue el día que ganamos en Linares. El Linares Deportivo venía de haber ganado todos los partidos en su casa y nosotros veníamos de una racha muy mala de resultados. Al final, el equipo afrontó el partido como una auténtica final y se ganó en Linarejos, donde nadie lo había hecho. En el plano negativo, creo que en casa no hemos competido bien. Se nos han escapado partidos de ir ganando con ventajas amplias. Me voy con ese mal sabor de boca, creo que hemos sido uno de los peores equipos como locales. Me sabe mal por la afición: como te he comentado, cada vez va menos gente y sabe mal darles sinsabores. El aficionado va el domingo a ver al equipo a ganar y en casa no hemos estado lo suficientemente bien.