Entrevista a Sara Sánchez, futbolista del UD Antequera Femenino

Sara Sánchez Hidalgo afronta un atractivo reto en este curso 2018-2019 con la UD Antequera Femenino. Un club que por primera vez compite en la Segunda Andaluza Femenina de Málaga, dando un gran rendimiento en la categoría. La jugadora está teniendo un papel destacado sobre el terreno de juego, aportando su granito de arena para que el equipo obtenga buenos resultados. Muy amablemente, atendió la llamada de El Córner del Sur para hablar de la actualidad de su equipo.

Lo primero, cuéntenos su trayectoria en el mundo del fútbol.

La primera vez que empecé a jugar al fútbol más profesional en este equipo, hace unos cinco años. Empecé directamente en Fútbol 11, siendo la primera vez que este equipo jugó en Fútbol 11. Y nada, hasta ahora.

¿Qué cambios ha notado en el equipo en estos años que lleva en él?

Al principio, llegábamos a los campos y cuando nos enfrentábamos a otros equipos nos metían una barbaridad de goles. Hasta este último año, en el que le estamos haciendo frente a todos los rivales. El equipo ha evolucionado muchísimo.

Esta es la primera temporada que compiten como UD Antequera Femenino. ¿Cómo valora este paso dado?

Este es el primer año que hemos creado el club. En todos los aspectos, mucho mejor. Tanto materialmente, que estamos cubiertas a todos los niveles, como luego a la hora de luchar por este escudo que tanto lo hemos trabajado: enorgullece más luchar por este escudo.

¿Cuál ha podido ser el mejor recuerdo que guarda de estos años?

Te diría la convivencia que tenemos en el equipo, que es increíble la verdad. Nos alegra ir a entrenar, nos alegra ir a jugar los partidos… Me quedo con lo vivido con las personas.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Me definiría como luchadora. Técnicamente no es que sea muy buena porque empecé tarde en el fútbol. Pero lo de luchar, ir a por los balones y el partirme la cara por el equipo lo hago. O lo intento hacer.

Esta temporada ha tenido la oportunidad de disputar 12 partidos, anotando dos goles. ¿Cómo se está sintiendo sobre el terreno de juego?

La verdad es que a medida que van pasando los partidos, me voy sintiendo más cómoda. Empecé un poco más intranquila, pero ya estoy dentro del equipo otra vez. En el último partido conseguí meter un gol: aunque no sea mi función, está bien por ayudar al equipo.

Mirando a su equipo, ¿qué destacaría del UD Antequera Femenino?

El grupo tan bueno que tenemos. Nos entendemos todas, no discutimos y nos apoyamos las unas a las otras. Si una falla algo no se le echa en cara, sino al revés: no pasa nada. El grupo es lo mejor del equipo.

¿Qué destacaría de la labor desempeñada desde el banquillo por Pedro Salazar?

Nos ayuda un montón. Nos corrige lo que tiene que corregir, nos dar charlas para motivarnos… Nos transmite esa positividad de que podemos, de que si perseveramos lo vamos a conseguir: que el no ya lo tenemos y que todo lo que hemos conseguido hasta ahora ha sido gracias a nosotras. Nos dice que podemos llegar hasta donde queramos: que es difícil, pero que podemos.

¿Cómo ve esta temporada la Segunda Andaluza Femenina de Málaga?

Hay rivales muy fuertes. Los más fuertes serían el CD El Palo, el CD Algaidas y el Puerto de la Torre. Pero luego es verdad que hay otros equipos que son muy buenos. Creo que hay mucho nivel en Málaga.

En lo que llevamos de competición, su equipo se ubica en sexta posición, con 21 puntos. ¿Cómo valora la temporada hasta la fecha?

Ahora está un poco descolocada la tabla, porque tenemos un partido menos que el resto. Venimos de la segunda vuelta, empatando hace dos jornadas a un gol ante el primero de la Liga; ahora, venimos de jugar ante el CD La Unidad Nueva Málaga, empatando a dos. Deberíamos haberlo ganado, pero la verdad es que no ha sido un mal resultado teniendo en cuenta que fue en su campo y que los otros equipos pincharon. Creo que al final de temporada, si conseguimos más puntos, acabaremos estando más arriba de lo que estamos ahora.

El pasado fin de semana su equipo pudo empatar a dos goles visitando al CD La Unidad Nueva Málaga. ¿Cómo vivió el partido?

El partido lo empezamos muy fuertes, muy metidas en él. Empezamos marcando pronto el 0-1, pero al final de la primera parte nos empataron. En la segunda parte volvimos a meter nosotras y quedando menos de cinco minutos para el final, nos empataron. Pese a todo, en el último minuto tuvimos una falta directa que la lanzó Vero: la metió, pero la portera la sacó un poco de la portería y el árbitro no se arriesgó a dar el gol. Lo podríamos haber ganado, pero el equipo estuvo bastante bien, con mucha actitud y muy concentrado en el partido.

¿Qué sabor de boca le dejó el punto conseguido?

Malo, porque es verdad que si llegamos a conseguir los tres puntos nos habríamos puesto más arriba: sería increíble, la verdad. Pero tampoco se puede recriminar nada porque fueron fallitos tontos los que tuvimos y el equipo estuvo bien, lo luchamos hasta el final.

¿Qué espera del próximo partido que tienen en el campeonato?

Es ante el Benalmádena y ese hay que ganarlo, sí o sí. Es un rival muy duro, pero vienen a jugar en nuestro campo. Tenemos esa ventaja y tenemos que conseguir los tres puntos. No nos queda otra.

Para finalizar, ¿qué espera tanto a nivel personal como a nivel colectivo de este año 2019?

A nivel de grupo, ojalá meternos en el ascenso para jugar. Ojalá. Quedar en las dos primeras plazas y poder luchar para ascender. Ese sería el objetivo, tanto personal como colectivo.